Ayer por la mañana, 13 de mayo, Donald Trump Advertía a China que no aplicara aranceles a productos de Estados Unidos o la situación empeoraría. Sin embargo, China ha hecho oídos sordos y ha respondido con la subida de aranceles a productos de manufactura de Estados Unidos. La tensión ha provocado fuertes caidas en Wall Street.