En mi vida profesional ligada a la banca, he sido en estos ultimos años protagonista mudo de alguno de los momentos que más titulares ha generado la banca. Esta mañana me he topado con un articulo en fedeablog de Tano Santos que me ha encantado y que anticipa un buen libro en los proximos meses. 

Este tema es algo en lo que he pensado en los últimos años y coincido con Tano en las causas, clase política mediocre, burbuja crediticia mundial e inmobiliaria española, y malísima gestión del BdE y de ambos gobiernos. 

Recordar que en el sistema financero español el peso de las Cjs llegó a ser el 50%, en un sistema asimétrico en muchos aspectos, donde p ej. las Cjs podían comprar Bcos, pero no al revés, exportando las malas praxis de las Cjs a algunos Bcos que fueron comprados por aquellas. Unas Cjs con un vacio en la propiedad de las mismas, en donde los políticos,muy amigos de lo público,  ocuparon puestos de dirección.

 

También recuerdo otra anécdota donde un Director de una Caja Manchega, me presentaba orgulloso a los representantes de los impositores, una señora de unos 60 años que era ama de casa. Pero es que él hacía poco que había dejado su puesto como concejal. ¿Impositores o impostores?

El desastre en la gestión de las Cjs ha sido total y sin límites. Hasta hace pocos meses se han estado liquidando sociedades a medias entre Cjs y promotores. Es decir, no era suficiente riesgo para las Cjs prestar dinero a un promotor, sino que además constituian sociedades a medias con ellos en la promoción y vta de viviendas, ¿No querias riesgo? ¡¡¡Toma dos tazas!!!

Pensad en el sistema que los políticos construyeron: Cjs que legislaban las autonomías, que gobernaban políticos nombrados a dedo por intereses personales, y que se metieron hasta el hígado en el negocio de promocionar terrenos, cuyo desarrollo estaba controlado por los ayuntamientos. Vamos, esto no era una bomba, era un misil norcoreano a la base del sistema finaciero español. Y la metralla afectó a todo el mundo. Mientras todos miraban a otro lado porque España iba bien y éramos la Champions Ligue.

¿ De qué Obra Social hablaban ?

Sin duda un libro para leer  y recoradar con cuanto indocumentado me encontré.