Respecto a la deflación: Es uno de los dos motivos que están llevando las tires a terreno negativo claro. ¿Es suficiente para justificar la compra de bonos? En nuestra opinión no.

El motivo es que no sabemos el futuro, y los riesgos superan al potencial de estar largo. El otro motivo que ha estado manteniendo la RF en movimiento ha sido el BCE con sus inyecciones masivas de dinero, proporcionalmente muy superiores a las de la QE americana, y que a su vez contribuye a una mayor deflación.

Aun así eso no basta para empeñarse en comprar la RF, habiendo muchas alternativas, entre ellas hacer justo el movimiento opuesto. En primer lugar, una buena manera de aprovechar este movimiento es no estando. Casi la más recomendable: la liquidez se revaloriza sin riesgo, y desaparece el principal enemigo de las inversiones que es la inflación.

La manera más directa es vender futuros de renta fija, por ejemplo del Bund. El desarrollo de este trade ya ha empezado en el mercado, si podemos le dedicaremos otro post. A vigilar lo de siempre: apalancamiento, especificaciones y el rolo. Si no se domina es mejor no hacerlo.

Si el pinchazo se produce por causas fundamentales veremos un repunte de la inflación y el dinero dejará de ser rentable en la caja fuerte: Podemos comprar bonos ligados a la inflación con duración cubierta, en formato IIC si es posible. AXA tiene un buen fondo para ello.

Otra forma interesante y segura para obtener retorno sin acudir a la RV es aprovechar la normalización de spreads entre lo "malo" (high yield, corporates y periferia) y lo "bueno" (bonos soberanos, centroeuropa). Para esto tendremos que estar cortos de los malos y largos de los buenos, como siempre, y balancear las posiciones de acuerdo a nuestra visión (50/50 en euros es una buena idea). Quizá parezca complicado, pero una vez aprendido es sencillo y recomendamos dedicar algún tiempo a los spreads porque tienen muchas ventajas (la principal la descorrelación).

Son sólo algunas formas de aprovechar el movimiento que consideramos más atractivo (la normalización), pero cubren bastante bien el espectro. Respecto a qué vigilar: sin duda el Bund, que como decíamos antes ya se ha despertado. No llegamos tarde, pero hemos de tener el ojo atento.

En resumen: la deflación hace que nuestro dinero valga más, y el potencial de la RF no está en el lado largo si no tenemos una actitud oportunista.