EcoHelen

Una buena asesoría económica, ¿la tienes?


Escrito 22 Jul 16

Sin una buena asesoría económica hoy en día no es fácil optimizar nuestras finanzas. El mundo actual requiere de que tanto si simplemente eres un particular, como si eres un empresario, autónomo o gerente de una organización recibas el asesoramiento adecuado. ¿Por qué no planificas tu economía doméstica y tus inversiones? Es solamente una pregunta, pero pueden ser muchas más, todas ellas ligadas a aspectos fiscales, contables, financieros... Sin duda, a veces la mejor decisión es dejarse aconsejar y ser guiado en el proceso de toma de decisiones personal.

Pero, ¿por qué? Sencillamente porque un servicio de asesoría económica puede ahorrarte mucho tiempo y dinero. Dinero, porque aunque necesites una pequeña parte de tu ahorro para invertirlo en la obtención de un asesoramiento profesional y solvente, la contraprestación final siempre será, en términos generales, superior. Tiempo, porque este es uno de los recursos más valiosos y escasos con los que contamos en nuestro “día a día”. De lo que se trata, en suma, es de la obtención de un beneficio.

Si somos una empresa, ya sea pequeña, grande o mediana, esto adquiere una mayor lógica y claridad.  Todas las decisiones no pueden ser tomadas de manera individual y unilateral. Es decir, hay ciertas parcelas de actividad económica en las que es aconsejable y necesario delegar. Por supuesto, no en todas ellas, pero si de lo que estamos hablando es de optimizar el conjunto de nuestras decisiones y, por ende, de incrementar el beneficio de nuestra sociedad, en algunos ámbitos es, y será, imprescindible consultar. Cómo tengo que planificar mis inversiones, qué modalidad contractual me conviene más para contratar a mis trabajadores, hacia qué mercados me conviene externalizar la comercialización de mis servicios, son solo algunas de las cuestiones económicas que podemos plantear.

Y no solo en el ámbito privado, también en el público. Las organizaciones, fundaciones o administraciones tampoco son autosuficientes y requieren de la mejor optimización de sus recursos. La consecución de las metas institucionales también puede depender de la contratación puntual en un momento dado de una asesoría económica sólida y dotada de los mejores especialistas. De ello dependerá al final “su” y nuestro éxito.

Comentarios (0)