Está claro que a día de hoy Europa se encuentra en corrección y la clave para los inversores es saber cuándo terminará dicho proceso correctivo y por ende cuándo comenzará el impulso de manera real.

Para determinar el inicio del impulso vamos a utilizar una técnica basada en los flujos de capitales.

 

 

En este gráfico observamos la curva de precios del Stoxx 600, el índice erupeo que representa los 600 empresas más importante del continente y por tanto es el reflejo de de la realidad Europea.

 

A ese gráfico le hemos incorporado el indicador de fortalezas adaptado a los flujos de capitales, de modo que nos muestra la intensidad del dinero en este activo.

 

Con este indicador podemos generar o detectar señales de compra justo en los inicios de los impulso, por tanto solo tenemos que esperar a que este indicador nos diga SI al movimiento alcista, mientras tanto, paciencia es la palabra que debemos de aplicarnos.

 

Para que el “dinero” genere una señal de compra deben de ocurrir tres cosas:

1 EL PRECIO SE APROXIME A LA MEDIA 150

2 EL INDICADOR SE COLOQUE POR DEBAJO DE 0

3 EL INDICADOR PERFORA AL ALZA SU DIRECTRIZ BAJISTA

 

En cuanto estos tres puntos se cumplen, ha llegado la hora de tomar posiciones y crear nuestra cartera de medio plazo, a día de hoy ya tenemos el punto 1 y 2, pero nos falta la ratificación final, por este motivo desde EnBolsa.net, estamos a la espera de ese hecho para cargar nuestra cartera de medio plazo. Mientras esto no ocurra no tomaremos posiciones en nuestra cartera, “jugar “ a ser adivinos no es de buen inversor.

 

Esta misma técnica se puede aplicar a distintos índices, os muestro a continuación la situación del IBEX y DAX.