El índice Philly Fed, el mismo que predijo la entrada en recesión de la economía de Estados Unidos en el año 2000 y 2007, ha vuelto a augurar malos presagios en la primera economía mundial. Las ventas se impusieron y el pesimismo se contagió con rapidez al resto de mercados europeos. Así pues, el Dax ha terminado la sesión recortando un 1,65%, el FTSE 100 un 1,64%, mientras que el  CAC ha sido el más castigado del continente y ha registrado un descenso del 1,89%.

Esto cada vez me gusta menos, nos podemos pegar un batacazo si los americanos entran en deflación.

¿Que opinais?