Os copio una parte del artículo del Confidencial, que ne ha dejado muy enfadado con Hacienda:

La propuesta de Hacienda de modificar la fiscalidad de los fondos de inversión y las sicav, adelantada este viernes por El Confidencial, ha caído como una bomba en las gestoras, que temen seriamente por su futuro. Las opiniones más generalizadas son que dicha reforma sería un disparate y "acabaría con la industria de gestión española", porque el dinero de los inversores huiría a los fondos extranjeros y a los depósitos bancarios.

La propuesta de reforma consiste en elevar el Impuesto de Sociedades a fondos y sicav del 1% actual al 18%, a cambio de que quede exento en el Impuesto de la Renta el reembolso por parte de los partícipes (que ahora pagan ese 18% cuando rescatan su dinero). Esta fórmula supondría adelantar en el tiempo la recaudación del Fisco, ya que recaudaría anualmente un impuesto sobre las ganancias obtenidas por estos productos en vez de tener que esperar años hasta que el partícipe venda.

Aparte de que eso se traduciría en un agravio comparativo en cuanto a las cifras de rentabilidad: "Imaginemos dos fondos que replican un índice, uno español y otro extranjero, los dos con la misma rentabilidad; pues por el efecto del impuesto, el español ofrecería un 18% menos de rentabilidad", explican en otra firma de inversión. Es decir, que ante dos productos similares, siempre interesaría más comprar el extranjero que el español.

Agravio con los depósitos

Otra queja mayoritaria en el sector es que no se empeore la fiscalidad de los depósitos en la misma medida que la de los fondos: "Se supone que el tipo único del 18% para plusvalías e intereses, que fue la gran novedad de la reforma fiscal del PSOE, se adoptó para consagrar la neutralidad fiscal entre productos de inversión; si ahora se adopta esta medida, se romperá esta neutralidad en favor de los depósitos", señala una de las fuentes consultadas.

Se supone que los fondos de inversión son vehículos para gestionar el ahorro a largo plazo y que, por eso, tienen que tener ventajas fiscales. Si eliminas esas ventajas, ¿para qué necesitas un fondo? Mejor invertir directamente uno mismo