Voy a comentar un reciente post (Momentum Due Diligence) de Gary Antonacci, donde hay algún punto que vale la pena destacar.

Antes de todo hay que considerar que sin duda el Momento ha sido uno de los  temas financieros donde se ha generado el mas elevado crecimiento de estudios académicos en los últimos años, como demuestra el siguiente gráfico que recopila el numero de estudios publicados en la web SSRN (Social Science Research Network), llegando a ser mas de 300 estudios en el último año registrado.  

 

…….

 

¿ Porqué la inversión con el Momento tiene sentido ? ¿ Cual es la lógica económica que la respalda ?

 

Desde principio de los años 90 se han ido publicando estudios que demostraban la eficacia de la inversión con el Momento, y se ha intentado encontrar explicaciones al porqué de esta consistencia de las evidencias.

Las hipótesis mas aceptadas están ligadas a la finanzas del comportamiento (mas información en este post).

Si esto es así,  factores como el efecto anclaje, el efecto manada y otros factores de comportamiento están enraizados en nuestro DNA es difícil que  cambien a corto o medio plazo.

Además los inversores en Momento siguen siendo una minoría comparado con el conjunto de inversores de todo tipo, y sigue habiendo muchos prejuicios sobre la forma de inversiones de seguimiento de tendencia, por lo cual se puede estar relativamente tranquilos que lo que ha hecho funcionar el Momento en los últimos 200 años, sigue vivo y con muy poca posibilidad de cambiar.

 

Posibles problemas de la inversión con el Momento

 

El primer problema evidenciado por varios estudios, es lo que se define como elMomentun Crash típico de los periodos de grandes cambios de ciclo de mercado en  las carteras de acciones que aplican estrategias de Momento Alcista y Bajista al mismo tiempo. Este riesgo es concentrado sobre todo en la parte de la cartera que invierte a la baja, cuando haya un giro en los mínimo de los mercados.

El segundo problema es el riesgo de riesgo de cola izquierda (left tail risk)que es lo que normalmente  se conoce como cisne negro o evento que tiene menos de un 1% de probabilidad de ocurrir.

Para estos casos, la aplicación de estrategias de protección como el momento Relativo junto con el Momento Absoluto como comenté en este post, puede ayudar mucho a reducir este riesgo.  

 

 Robustez del Momento

 

Este es uno de los factores claves para asegurarse de la solidez de los estudios que demuestran la eficacia del Momento.

Es un modelo muy sencillo que utiliza un solo parámetro (el periodo de comparación del Momento o Lookback Period).

Se ha demostrado su eficacia en un rango amplio de periodos de comparación (entre 3 y 12 meses) , en todas las clases de activos donde ha sido testado (acciones, bonos, divisas, commodities, REIT), y con la máxima consistencia a lo largo del tiempo, como han demostrado en varios estudios como este de RBC Capital Market donde el Momento ha conseguido los mejores resultados consistentemente en cada decada desde los años ’30 hasta los años 2000

Validez  de los estudios fuera de muestra

 

 Numerosos estudios hechos en la década de los ´90 se han vuelto a repetir en los últimos años, confirmando las hipótesis originarias que se habían planteado, lo que añade robustez a las investigaciones.

Como ejemplo está la ultima versión del estudio de Geczy and Samonov (2015) que ha demostrado la consistencia de la inversión con el Momento durante 215 años en 6 clases de activos diferentes ( 215 Years of Global Multi-Asset Momentum: 1800 – 2014 Equities, Sectors, Currencies, Bonds, Commodities, and Stocks )

 

En conclusión hay una cantidad impresionante de estudios  que vuelven a confirmar que el Momento ofrece una rentabilidad ajustada al riesgo superior a todas las otras formas de inversión que han sido estudiadas.

Hablamos de rentabilidad ajustada al riesgo, que no es lo mismo que rentabilidad absoluta. Quien persigue este último objetivo no es facil que  encuentre mejores opciones que el Buy & Hold para el muy largo plazo.