Posted by   on jun 27, 2013 in  blog,  Fraude y Corrupción

AUMENTAN LAS BAJAS FINGIDAS EN VACACIONES DE VERANO

 

Estar de baja laboral, pero irse de vacaciones a la playa ó irse a trabajar a la vendimia o negarse a pagar la pensión de un hijo por insolvencia y cobrar un sueldo “en negro” son algunos de los engaños que con mayor frecuencia han destapado los detectives privados que trabajan en la ciudad. Su contratación suele estar justificada. En casi todos los casos, las sospechas son reales.  foto-empresa-g

En los últimos tiempos están proliferando las empresas que deciden contratar los servicios de un detective privado en verano porque sospechan que algún trabajador está fingiendo una baja. El caso típico es el del empleado que aprovecha una supuesta lesión para irse de vacaciones.

Si usted tiene una empresa y sospecha de alguno de sus trabajadores, tenga por seguro que es la época del año propicia para que se produzcan bajas laborales falsas, no lo dude contrate los servicios de un detective privado y ahorrará una cantidad elevada de dinero con este tipo de trabajadores fraudelentos