La aparición de Internet ha revolucionado la sociedad, creando ciberespacios, comunidades y relaciones Virtuales, que ha cambiado hábitos de nuestra vida cotidiana y ha forjado nuevas formas de comunicación.

El trabajo del detective privado se hace imprescindibles en este campo para obtener un real concepto de quien se encuentra del otro lado del chat y evitar ser víctima a través de Internet.
Tales relaciones virtuales se dan en todas las edades, tiempo y distancia; no es de extrañar que entre quienes buscan relaciones románticas en Internet sea habitual exagerar o atribuirse buenas cualidades y minimizar u ocultar faltas graves (infidelidad).

Las citas por Internet pueden resultar dañinas porque se engaña a la persona; la gente a menudo finge ser de otro sexo, nivel económico, raza, antecedentes penales, historial de salud mental y estado civil entre otros; suelen mantenerse en secreto hasta bien entrada la relación.

En este tipo de relaciones se pone a muchas personas en grave peligro físico, espiritual emocional y a su vez causar traumatismo producto del engaño del que fueron objeto al salir con alguien por internet.

La comunicación anónima a través de Internet facilita el engaño; es por eso que, con el fin de desvirtuar a personas están el laborioso trabajo del detective privado.