Esta es una de las  pocas leyendas de las finanzas que nos dejó la primera mitad del siglo XX. Es de un personaje que era desconocido para mí pero, leyendo el resumen de las teorías bursátiles de quien se definía a sí mismo como especulador y no inversor.

 

         Me ha parecido oportuno presentárselo a todos ustedes. Su nombre Bernard Baruch. He tratado de resumir el contenido de su pensamiento que en quince apartados para su mejor compresión. Son todos ellos elementos que a mí, al menos, me han servido para realizar un examen de conciencia, como inversor. Espero que también les ayude a ustedes en estos complicados momentos bursátiles.

 

1. No hay que tener miedo a las pérdidas. Permiten adquirir conocimiento, experiencia y disciplina.

2. El éxito nunca viene de la noche a la mañana. Para alcanzarlo hay que invertir tiempo y dinero.

3. El éxito se deriva de observar el futuro y ser capaz anticiparse a él ( asignación estratégica de activos). El pensamiento humano es  más poderoso que cualquier tecnología. Tómate tiempo para pensar antes de actuar.

4. El éxito nace del análisis objetivo, frio y distante de los hechos y de la capacidad de separarlos del sentimiento del mercado (  asignación de activos). Conócete a ti mismo y controlar a ti mismo y controla tus emociones. Saber tus prejuicios, debilidades y pasiones te ayudará a evitar errores.

5. Fíjate en lo que realmente hace el mercado, no  en lo que tú crees que debe hacer. Las opiniones conducen a errores. Los Hechos no.

6.  Mejor concentrase   en cuantas acciones sobre las que se ha profundizado y seguirlas de cerca que diversificar sin ton si son. Enfoca tu talento.

7.  Desconfía de las recomendaciones de otros y básate en tu propio juicio. Eres  el único responsable de tus errores y fallos. Es común observar que la mayoría de las inversiones, generalmente en este orden: Rentabilidad, liquidez y solo después mirar el riesgo. Prepárate y edúcate financieramente con la finalidad de que tus propias decisiones sean las más acertadas.

8. Busca compañías con buenos activos reales ( liquidez y propiedades), que produzcan bienes de mandados y valorados y que tenga un buen gestor y se entiende que a buen precio. Esto  suena  a Buffett, la verdad.

9. No obstante, el mercado siempre ofrece oportunidades. Monitoriza de cerca las nuevas industrias o los cambios que pueden relanzar una industria existente, saber anticipar su éxito o fracaso es fuente segura de éxito. Esto, por el contrario, le aleja de Buffett.

10. Si una acción no te deja dormir, algo falla. Véndala.

11. la flexibilidad es clave. No hay que temer estar corto o vendiendo de una acción pero siempre sobre baremos ciertos de riesgo asumible.

12. Acertar es complicado pero las consecuencia pero las consecuencias de los errores se minimizan si uno es disciplinado con los stop-lossses. Esa  es la primera norma que uno se tiene que autoimponer.

13. Es más importante saber vender que saber compara. Implica disciplina tanto para no buscar ganancias más allá de lo que indica el sentido común ( avaricia) para vender pérdidas ( fin de la esperanza). A la hora de ganar vender pronto que tarde.

14. Mantén permanentemente una parte relevante de tu cartera en liquidez para poderte aprovechar de los crashes.

Este artículo pertenece  a  Banca y Negocios.

Página Web: www.bancaynegocios.com

Fecha: Jueves, 22 de enero del 2009