GMARCOS

Reflexiones sobre BESTINVER


Escrito 28 Sep 14

El 23 de septiembre pasado fue enviado, de forma unilateral y sin coordinación alguna con la gestora a la que se debe, un comunicado en tercera persona de Francisco García Paramés a la Agencia EFE. En él anunciaba su salida de Bestinver para emprender un “nuevo proyecto profesional”.

Desde entonces, como usuario de Unience e inversor en Bestinver,  he venido asistiendo a comentarios, algunos de ellos para mí desafortunados, que me llevan a escribir por primera vez en esta nuestra red.

Antes que nada, quisiera señalar dos puntualizaciones:

En primer lugar, decir que si Acciona no hubiera puesto su dinero, infraestructura y prestigio en Bestinver, ésta nunca se habría creado. Si Acciona no hubiera protegido y mantenido en 1999 al joven que la dirigía y que perdió un 11%  cuando todo el mundo de la gestión alcanzaba rentabilidades positivas cercanas al 20%, probablemente la gestora hubiera seguido existiendo, pero sin García Paramés . Finalmente, si Acciona no hubiera apoyado a Bestinver y a sus gestores en las fuertes caídas de 2008, las elevadas tensiones de liquidez que surgieron habrían seguramente conducido a un auténtico corralito, del que García Paramés no hubiera salido muy airoso.

En segundo lugar, los inversores hemos confiado en los comunicados trimestrales de los gestores y en las afirmaciones de lealtad y mantenimiento de su patrimonio financiero personal en la gestora que, año tras año, hacían en la Conferencia Anual de Inversores. Por ello, éramos capaces de poner dinero nuevo con penalización draconiana del 3% durante un año. Sin nosotros, los inversores, tampoco hubiera existido el mito de su gestión.

García Paramés, con su comunicado del 23 de septiembre, provocó lo que era de esperar que provocara y lo que él ya sabía que provocaría: confusión,  incertidumbre y salida precipitada de algunos inversores que haciendo abstracción de su supuesto estilo de inversión “value”, vendían sus participaciones a cualquier precio. ¿Qué sentido tienen  esas ventas? ¿Efecto dominó? ¿Acaso no está el patrimonio de los fondos invertido en las empresas que García Paramés, con toda libertad, eligió?

Algunos de los que publican comentarios en esta red dicen que seguirán a García Paramés allí donde vaya. Personalmente no veo el motivo de seguir a una persona que, habiendo recibido toda nuestra confianza y dinero, no ha demostrado merecerla con su salida, de forma abrupta y tormentosa, de la empresa que tan bien le ha pagado (VozPopuli informa 16-20 MM.  euros anuales a lo largo de los últimos años), dejando a los inversores en una situación inaudita de incertidumbre y claro perjuicio económico. Circunstancias parecidas a las que haya podido tener él, con bastante menos dinero de por medio, hemos tenido muchos en nuestros respectivos trabajos y, generalmente, hemos salido de una forma digna, como señores, con homenajes y reconocimientos incluidos. A todos los que dicen que le seguirán yo les preguntaría  ¿Cómo sabéis que no va a volver a abandonar el barco cuando lo considere oportuno para su “desarrollo profesional”?  

La gestora ha nombrado nuevo Director General de Inversiones a Beltrán de la Lastra, otro firme defensor del “value investing” como filosofía de inversión que ofrece las mejores garantías de resultado a largo plazo. Su experiencia en J.P.Morgan, uno de los bancos de inversión más prestigiosos del mundo, y las rentabilidades obtenidas por los fondos por él gestionados, me hacen pensar que su desempeño puede ser bueno.

Al nuevo responsable de inversiones de la gestora, habrá que darle mínimo la oportunidad que se le dió a García Paramés y, sobre todo, rogarle que si alguna vez tiene diferencias con la casa matriz, las subsane de forma civilizada, con comunicados conjuntos y una transmisión de poderes lógica. Los inversores no se merecen menos.


Comentarios