El Ibex 35 sigue inmerso en una fase de lateralidad y tras intentar perforar la parte baja del rango se ha dirigido nuevamente a la parte alta del mismo, con la ventaja de que ha conseguido aliviar la sobrecompra y se encontraría preparado para afrontar un nuevo movimiento al alza. 

Si se observa el gráfico diario, se pueden distinguir dos movimientos muy parecidos en tiempo, recorrido y corrección. En ambos casos, la corrección ha sido mínima, se ha producido en tiempo y no en profundidad, y habla bien a las claras de la fortaleza que está demostrando el selectivo español. 

En el gráfico semanal, no resulta claro si el precio todavía está inmerso dentro de un segundo movimiento que podría cumplir o no cumplir con su objetivo, o si se podría encontrar a las puertas del citado posible tercer movimiento alcista. En todo caso, hay que destacar que los niveles trazados en base a los números de Fibonacci coinciden con bastante exactitud con los niveles de soporte y resistencia del futuro del Ibex 35. 

Los gráficos y el resto del análisis, lo puede ver en este enlace.