Todo inversor de bolsa debería situarse siempre del lado del que juegan las manos fuertes, por aquello de apostar a caballo ganador.

Pero, ¿de qué lado se encuentran las manos fuertes? Ésta es siempre la pregunta del millón y por lo general se responde que del mismo lado que la tendencia. De ahí la recomendación de no ir en contra de ésta, que sería lo mismo que ir en contra del dinero inteligente.

Pero digo por lo general, porque siempre hay un momento en que la tendencia se mantiene gracias a que entran los incautos y las manos fuertes aprovechan para salir. La clave de 2010 será identificar éste momento.

Desde hace tiempo mantengo que este momento puede llegar en febrero o marzo de este año, pero lógicamente es un escenario que procuro cuestionar para no confiarme, y más ahora que comienza a estar cerca.

Pues bien, el comportamiento del mercado del pasado viernes me ha servido para identificar otra vez el lado del dinero inteligente. Cuando el mercado sube con un dato malo es que apenas hay dinero temeroso (que hubiese salido ante un dato malo de empleo), y que la tendencia sigue siendo cosa de las manos fuertes.

Del mismo modo, mientras la economía siga dando señales de debilidad y de que sigue siendo necesario el intervencionismo de los bancos centrales, la tendencia alcista seguirá siendo cosa de las manos fuertes.

Así pues, sigamos en el lado largo del mercado, pero estemos atentos a cualquier señal que nos permita identificar el momento de reducir la exposición o, si las señales son claras, salir y ponerse corto.

Saludos y buena semana

Goya