El 96% de los emprendedores piensa que la pandemia aportará oportunidades de negocio

El 96% de los emprendedores piensa que la pandemia aportará oportunidades de negocio

0
Me gusta
0
Comentar
Guardar
Compartir

Nueve de cada 10 (96%) emprendedores piensa que la crisis actual causada por la pandemia puede traer oportunidades de negocio, de acuerdo con el informe del Observatorio del Emprendimiento de España. No obstante, la situación económica derivada de la crisis sanitaria no hace fácil la concesión de financiación para emprendedores. El perfil más arriesgado que supone un emprendedor y la incertidumbre económica no deja claro si los bancos propiciarán la concesión de financiación o, como en la crisis de 2008, cerrarán el grifo. Por suerte, nos explica el comparador financiero HelpMyCash.com, los bancos no son la única fuente de financiación para emprendedores.

3 formas de financiación alternativas para emprendedores

El 10% de los españoles tiene intención de emprender y el 75% de los encuestados tiene como principal demanda contar con medidas de apoyo para poder crear nuevos negocios, de acuerdo con el informe Situación del emprendimiento en España ante la crisis del COVID-19. Una de estas es la posibilidad de obtener financiación. Para ello existen alternativas a la banca que nos ayudarán a comenzar.

La primera opción alternativa a la banca son los préstamos con garantía hipotecaria. Este tipo de créditos nos permiten obtener hasta el 40% del valor de nuestra vivienda que tengamos en propiedad. La gran ventaja al financiarnos con estos productos para emprender es que nos permiten tener hasta cinco años de carencia y no exigen tener ingresos para solicitarlos, lo que los convierte en productos muy adaptados para los emprendedores. Por ejemplo, Supre Grupo nos permite conseguir hasta 300.000 euros desde el 2% TIN (3,90% TAE). Eso sí, al poner nuestra vivienda como garantía, en caso de impago corremos el riesgo de perderla, por lo que debemos tenerlo en cuenta antes de acudir a este tipo de financiación.

La segunda alternativa es el crowdlending, una forma de financiación colectiva. Este tipo de financiación pone en contacto a personas o empresas que buscan financiarse con particulares que buscan invertir en diferentes proyectos. Así, cuando la plataforma de crowdlending publica nuestro proyecto, serán diferentes particulares los que nos permitan financiarnos al invertir su dinero en nuestro proyecto. Según el tipo de proyecto nos darán una calificación; mientras mejor sea, menos intereses pagaremos del crédito. Estos intereses más el capital se pagarán a través de la plataforma, que será la encargada de distribuirlos de manera proporcional entre todos los particulares que hayan decidido invertir en nuestro proyecto empresarial.

En tercer lugar, también tenemos otro tipo de financiación colectiva: el crowdequity. Este tipo de financiación funciona más como un mercado secundario con un funcionamiento similar a la bolsa donde diferentes inversores “compran” una participación de nuestra empresa a cambio de un porcentaje proporcional de los rendimientos de la empresa. La ventaja de este tipo de financiación es que no es un préstamo, pero la desventaja es que habrá diferentes inversores dueños de la empresa.

Lo bueno de estos tipos de financiación es que no son exclusivas, es más, es aconsejable tener diferentes fuentes de financiación, ya que así podremos tener no solo más opciones de obtener el crédito, sino también adaptarlo a las necesidades de nuestro proyecto empresarial. Antes de optar por uno u otro, es interesante analizar el proyecto y las condiciones de cada tipo de financiación para elegir de manera responsable.

0 ComentariosSé el primero en comentar
User