HelpMyCash

El impulso del ‘fintech’ obliga a los bancos a modernizar sus créditos


Escrito 1 Jul 16

Tras décadas monopolizando el mercado financiero, durante los últimos años los bancos se han visto obligados a mover ficha para no quedarse atrás ante el surgimiento de nuevos prestamistas fintech. Estos proveedores alternativos de financiación ofrecen créditos que se adaptan mejor a las necesidades de los jóvenes y de los hogares más castigados por la crisis, los dos sectores de población más incomprendidos por las entidades bancarias tradicionales. Por ello, los bancos han tenido que cambiar las condiciones de sus productos y crear otros nuevos para no verse superados por los prestamistas privados y las plataformas de financiación para particulares.

Los prestamistas privados revolucionaron el sector de los préstamos online

Las empresas prestamistas de capital privado se multiplicaron tras el estallido de la crisis económica, aprovechando el cierre del grifo del crédito protagonizado por los bancos. Estas compañías supieron incorporar los avances tecnológicos para ofrecer algunas ventajas hasta ese momento inalcanzables por las entidades financieras tradicionales: respuesta prácticamente inmediata, rápida velocidad de concesión, proceso de contratación íntegramente a través de Internet…

Tras varios años en funcionamiento, estos prestamistas privados se han consolidado y han mejorado aún más las condiciones de sus préstamos. Vivus, por ejemplo, una de las empresas más conocidas, ofrece minicréditos de hasta 300 € sin intereses a sus nuevos clientes, mientras que Kredito24, otra empresa de micropréstamos, también aprueba las peticiones de los solicitantes que tienen deudas impagadas en ficheros de morosos como ASNEF o RAI, algo que no hace ninguna entidad bancaria.

Paralelamente, durante este último lustro también han aparecido plataformas que ponen en contacto a personas que necesitan financiación con inversores dispuestos a prestarles dinero para obtener rentabilidad: las llamadas plataformas de crowdlending. Una de las más destacadas es Zank, desde la que se pueden conseguir préstamos personales de hasta 10.000 € a un interés muy competitivo: desde el 6,91 % TAE.

Los bancos se adaptan a las nuevas necesidades de los clientes

Para competir contra estos nuevos proveedores de financiación, las entidades bancarias se han digitalizado y han mejorado las condiciones de sus créditos. Además, para adaptarse a las necesidades de los millennials, una generación con poco apego a los bancos, muchos préstamos ya se pueden contratar sin necesidad de hacerse cliente de la entidad. Este es el caso del Préstamo Naranja de ING, que ofrece hasta 40.000 € desde el 6,11 % TAE, sin comisiones y sin gastos de vinculación.

Otra novedad destacable es la popularización de los préstamos preconcedidos, que son créditos que los bancos ofrecen a clientes de probada solvencia. Como el análisis ya se ha hecho con anterioridad, para contratar estos productos no es necesario enviar ningún tipo de documento, por lo que el ingreso se recibe automáticamente. Estos préstamos se pueden solicitar a través de la banca online, por smartphone o a través de un cajero automático. Asimismo, algunas entidades bancarias han reducido significativamente el tiempo de respuesta a las solicitudes de financiación y muchas ya son capaces de conceder sus préstamos personales en menos de 48 horas.

Comentarios (0)