España hace meses que se mantiene en la cola de todos los rankings de rentabilidad de depósitos. Si analizamos los datos de todos los países de Europa que proporciona el BCE, España conserva unas rentabilidades mucho más bajas que la mayoría de los países y que, además, se alejan bastante de la media.

Según los últimos datos proporcionados por el regulador en el mes de mayo, para los depósitos españoles a corto plazo, los que tienen vencimiento menor a un año, la rentabilidad media es del 0,06 % y para los depósitos a largo plazo, del 0,08 %. De hecho, solo hay un país con los tipos más bajos que España. Se trata de Irlanda, cuyos plazos fijos de menos de un año rentan al 0,05 %.

¿Cuál es la oferta actual en España?

Si buscamos depósitos en la banca tradicional, daremos con ofertas como el 0 % TAE de CaixaBank, el 0,02 % de BBVA o el 0,03 % de Bankia. Ante este panorama, es comprensible que el ahorrador conservador haya dejado de confiar en este tipo de productos. Sin embargo, existen algunas ofertas que se alejan de la media y, de hecho, son las que hacen que esta suba.

Un claro ejemplo es el depósito que ofrece WiZink. Con una rentabilidad que alcanza el 0,85 % TAE durante 18 meses se desmarca mucho de la competencia. Además, en esa entidad también se puede contratar una cuenta de ahorro que permite conseguir un interés extra del 0,30 % TAE sin límite de tiempo.

También podemos encontrar los Depósitos Facto, comercializados por Banca Farmafactoring. A pesar de que se trata de una entidad italiana, abrieron una filial en España hace pocos años. Con sus plazos fijos podemos conseguir rentabilidades de hasta el 1,25 % TAE a cinco años. Además, el dinero no cruza las fronteras españolas y los intereses se declaran aquí.

¿En qué países se esconden los mejores depósitos?

Pero si no tenemos miedo de sacar el dinero fuera de las fronteras de España, también podemos acceder a depósitos extranjeros.

Actualmente, las medias de rentabilidad más elevadas para los depósitos a corto plazo se encuentran en los Países Bajos, con un espectacular 1,70 % de media, en Chipre, con un 1,02 % o en Italia, al 0,76 %. Y para los depósitos a largo plazo tenemos los depósitos de Malta, al 1,69 % de media, los de Chipre al 1,40 % o los de Estonia, al 1,37 %.

Como explican desde el comparador HelpMyCash.com, para abrir un depósito en algunos de estos países ya no es necesario presentarse en la oficina y solicitar la apertura. Con la digitalización de la banca, hacerlo desde casa es una opción cada vez más usada y que ha supuesto un gran avance. Por ejemplo, ahora podemos abrir un Depósito en el francés Crédit Agricole sin movernos de casa y conseguir una rentabilidad de hasta el 1,25 % TAE.

No obstante, hay otro factor que ha facilitado la contratación de depósitos extranjeros. Se trata de la llegada de Raisin a España, una fintech alemana que permite contratar depósitos en más de diez países de Europa. Podemos acceder a un depósito a seis meses de FIMBank al 0,45 % TAE o a uno al 1,69 % TAE de Banca Sistema a cinco años directamente desde Raisin.