La rentabilidad no es lo único que debe interesarte de un depósito

La rentabilidad no es lo único que debe interesarte de un depósito

0
Me gusta
0
Comentar
Guardar

depósitos bancarios

Los depósitos bancarios se caracterizan por la tranquilidad que generan, y es que un depósito es un producto de ahorro de bajo riesgo. Los depósitos presentan la particularidad de que, a diferencia de otros productos más rentables, pero con niveles de riesgo bastante mayores, permiten saber desde un primer momento cuánto dinero se puede ganar con él y la probabilidad de perder dinero es muy reducida.

Desde el comparador financiero HelpMyCash.com explican que su seguridad, la posibilidad de mitigar los efectos de la inflación o la libertad de elección del plazo convierten a estos productos en una alternativa a tener en cuenta en tiempos de incertidumbre económica como los actuales. No obstante, es importante tener en cuenta una serie de aspectos antes de escoger el mejor depósito bancario con el que rentabilizar el dinero en tiempos de inestabilidad.

Cuestiones por considerar antes de abrir un plazo fijo

Antes de escoger un plazo fijo, conviene prestar atención a una serie de aspectos clave, y es que tener la TAE o el TIN como único indicativo no siempre es la mejor decisión. Estos son algunos de los aspectos que tener en cuenta durante la contratación de un plazo fijo.

1- El plazo

Existen hasta tres modalidades: los plazos cortos (inferiores a un año), los medios (un año) o largos (de dos años en adelante). Antes de escoger, conviene preguntarse durante cuánto tiempo se puede prescindir de ese dinero, ya que la necesidad de obtenerlo antes o después puede condicionar la elección.

 2- Rentabilidad

El tipo de interés de un depósito nos permitirá saber, en combinación con el plazo y el importe depositado, cuánto dinero se puede ganar con él. Hoy en día es posible encontrar depósitos que superan el 1% TAE y con los que se puede obtener más beneficios que con una cuenta de ahorro.

En la actualidad, gracias a plataformas intermediarias como Raisin, es posible acceder a ofertas de hasta un 1,41% TAE. Por ejemplo, los ahorradores españoles pueden acceder a productos como los ofertados por las italianas Banca Sistema o Banca Progetto, con depósitos de hasta 1,41% TAE Y 1,20% TAE respectivamente, respaldados por el FGD de Italia y contratables a partir de 5.000 y 10.000 euros. Les sigue la checa J&T Banka con ofertas de hasta el 1,36% TAE que requiere inversiones de 10.000 euros como mínimo. 

3- importe mínimo y máximo

Los depósitos requieren de un importe mínimo a la hora de su contratación. La cantidad puede variar y no siempre está condicionada por el plazo y la TAE. Dado que el dinero invertido no se puede recuperar hasta el final de plazo, hay que considerar por cuánto tiempo se puede prescindir de esa parte del capital y escoger un depósito cuyo importe no exceda las capacidades del momento.

Por otro lado, los depósitos remuneran hasta cierta cantidad y solo ofrecerán beneficios a toda cantidad inferior a la establecida como máxima.

4- El fondo de garantía de depósitos y la cantidad garantizada

Un fondo de garantía de depósitos (FGD) es un organismo estatal que protege el capital contenido en las cuentas bancarias y los depósitos a plazo fijo hasta un máximo de 100.000 euros por banco y titular. Es decir, que todo el capital que se encuentre por debajo de esa cifra estará protegido en caso de quiebra o insolvencia de la entidad que contenga el dinero y, por tanto, se podrá recuperar el capital. España y el resto de los países de la UE disponen de sus propios FGD que garantizan hasta 100.000 euros. Es importante fijarse en qué FGD garantiza nuestro dinero para saber a quién tendríamos que recurrir si el banco quiebra y, en el caso de contratar un depósito fuera de la UE, revisar qué sistemas de garantía ofrece ese país. 

5- Solvencia del banco y del país

Si bien el FGD garantiza el capital y además es un organismo presente en todos los países europeos (y que cubren la misma cantidad que el español con la salvedad del inglés, que cubre hasta 85.000 libras esterlinas), es importante asegurarse del ratio de solvencia tanto del país como del banco en cuestión. Esta información se puede consultar tanto en los indicadores de riesgos de agencias de rating como en plataformas intermediarias como Raisin, que ofrecen los indicadores de solvencia y riesgo actual de cada país y de su entidad.

6- Política de cancelación anticipada

Esta cláusula que no siempre está presente en los contratos de los depósitos es importante, pues permite acceder a una parte parcial o total del dinero depositado antes de la fecha de vencimiento (aunque dicha acción conlleva casi siempre una penalización que se traduce en la devolución de los beneficios obtenidos). Si antes de invertir no se está seguro al cien por cien de si se podrá prescindir del dinero durante todo el plazo, conviene que el depósito contenga esta cláusula.

7- Método de contratación: presencial u online

El método presencial requerirá la asistencia a una oficina con todos los desplazamientos y horarios que eso conlleva. Por su parte, los depósitos online se pueden contratar desde casa a cualquier hora del día. Es importante valorar la situación personal y si resulta posible asistir o no al banco a la hora de contratar un depósito. Además, cabe destacar que, en la actualidad, los depósitos online de origen extranjero suelen ser más rentables, por lo que la modalidad debe tenerse en cuenta no solo por comodidad, sino por tipo de interés . 

0 ComentariosSé el primero en comentar
User