En lo que va de año, al menos 11 bancos se han unido a Apple Pay, uno de los medios de pago más populares del momento. El último en hacerlo ha sido Revolut, cuyos clientes pueden usar el wallet de la compañía de la manzana para pagar sus compras con el móvil desde el pasado 11 de junio . La compatibilidad del challenger bank británico con el sistema de pago móvil de Apple se extiende no solo a España, sino a quince países más: Reino Unido, Francia, Polonia, Alemania, República Checa, Italia, Suiza, Irlanda, Bélgica, Austria, Suecia, Dinamarca, Noruega, Finlandia e Islandia.

"Los usuarios de Revolut podrán ahora hacer compras de manera más rápida, cómoda y segura en tiendas, aplicaciones o sitios web a través de cualquiera de los dispositivos Apple", explicaba la entidad en una nota de prensa. Además, Revolut permite también vincular a Apple Pay una tarjeta virtual, de manera que los nuevos clientes que se den de alta podrán empezar a pagar sus compras al momento sin necesidad de esperar a recibir la tarjeta física.

Con Revolut, ya son 29 los bancos y cajas de ahorro que permiten a sus clientes pagar sus compras con Apple Pay. A la lista hay que añadir varias compañías de tiques restaurante, financieras y tarjetas prepago. En total, 36 compañías colaboran con el wallet, además de American Express, Mastercard y Visa. Y otras dos se unirán próximamente (Abanca Servicios Financieros y Colonya Caixa Pollença).

A continuación, una lista de los bancos compatibles con Apple Pay en junio de 2019:

  • Abanca
  • Banca March
  • Banco Mediolanum
  • Banco Pichincha
  • Banco Sabadell
  • Banco Santander
  • Bankia
  • Bankinter
  • BBVA
  • Bunq
  • Caixa Ontinyent
  • CaixaBank
  • Cajamar
  • Caja Rural
  • Cajasur
  • Cecabank
  • EVO Banco
  • IberCaja
  • ImaginBank
  • ING
  • Kutxabank
  • Laboral Kutxa
  • Liberbank
  • Monese
  • N26
  • Openbank
  • Pibank
  • Revolut
  • Unicaja

En cuando a la seguridad de las transacciones, Revolut informa que "cuando el usuario realiza una compra, Apple Pay utiliza un número específico de dispositivo y un código de transacción único" y, además, la numeración de la tarjeta no se guarda ni en el smartphone ni en los servidores de Apple. Tampoco se comparte con el comercio.

Ni Samsung Pay ni Google Pay han conseguido captar tantos bancos. El primero está disponible en 12 compañías y el segundo, en 15. No obstante, la mayoría de los bancos ya disponen de su propio wallet compatible con el sistema operativo Android.

11 bancos en 2019

El 24 de abril se sumaron, en bloque, ocho entidades más (todas ellas operan bajo el sello de Euro 6000). Se trata de Abanca, Caixa Ontinyent, Cajasur, Cecabank, IberCaja, Kutxabank, Liberbank y Unicaja. Poco antes, a principios de abril, se había unido uno de los bancos más esperados: ING. Sus clientes llevaban más de dos meses esperando a que el wallet estuviese operativo, tras el anuncio que hizo la entidad a mediados de enero. Unos meses antes, en febrero, se unió Banco Mediolanum.

Apple Pay, al igual que Samsung Pay y Google Pay, es gratuito. La principal ventaja de estos wallets respecto a los monederos de los propios bancos, que también pueden usarse sin coste, es que en una misma app se pueden vincular tarjetas de varios bancos, por lo que el usuario puede escoger en cada momento con qué tarjeta quiere pagar, explican los expertos del comparador financiero HelpMyCash. Por contra, los wallets de los bancos solo permiten añadir las tarjetas emitidas por la propia entidad, por lo que aquellos que son clientes de varias entidades deben descargarse una app por cada una. Además, los wallets de las entidades solo permiten pagar con el móvil a los usuarios de Android, por lo que aquellos que tienen un iPhone necesitan Apple Pay (de ahí que tantas entidades se hayan unido al monedero de Apple).

Otros competidores

Hay más competidores, pero su presencia en España es menor. Fitbit Pay, por ejemplo, permite pagar una compra con un movimiento de muñeca; solo hace falta vincular una tarjeta de débito o de crédito con las pulseras o relojes inteligentes de la marca. Hoy por hoy, Fitbit Pay es compatible con las tarjetas Visa de CaixaBank, con Openbank, Banco Santander y Boon, con la tarjeta Mastercard de Revolut y con la tarjeta Mastercard de Carrefour.

Los que usen un reloj Garmin pueden pagar sus compras con él si activan Garmin Pay (en estos momento el wallet es compatible con media docena de relojes de la marca). En España solo cuatro entidades colaboran con Garmin Pay: CaixaBank (tarjetas Visa), Openbank y Santander (Visa y Mastercard) y Boon (Mastercard).