Javier Benito

(JBGP)

ESPAÑA.

AENA: Vender al precio máximo, ¿acierto o error?


Escrito 11 Feb 15

Una de las noticias más esperadas en los mercados esta semana es la venta en Bolsa del 49% del capital de Aena, gracias a la cual el Estado ingresará unos 4.260 millones de euros.

El Gobierno ha ido subiendo progresivamente la valoración de la empresa pública, que ha tenido una demanda que ha quintuplicado la oferta existente. En la primera valoración que se dio a conocer, se estimaba un rango de precios de entre 41,5 a 53,5 euros, en el folleto emitido el 23 de enero pasó a ser de 43 a 55 euros. El día 3 de febrero se volvió a subir hasta colocarse en un intervalo de 53 a 58 euros por acción, pero finalmente se ha cerrado en el tope de 58 euros. En consecuencia, la valoración sale mucho más ajustada, reduciéndose el descuento frente a sus dos principales comparables, ADP y Fraport, a menos de un 5% (EV/EBITDA).

Con esta subida de precio los llamados accionistas del “núcleo duro”, Ferrovial, Corporación Alba y TCI, han visto como se superaban sus ofertas iniciales. Mientras que el grupo de Rafael del Pino y la familia March han desistido y no formarán parte del accionariado, el fondo inglés The Children’s Investment Management finalmente ha hecho público que sí se hará con el 6,5% de Aena en la OPV y mantendrá el asiento en el Consejo, pasando a ser el segundo mayor accionista de la empresa tras el Estado.

La ventaja más importante que obtiene el Gobierno con esta subida del precio es la maximización del beneficio que obtendrá por la venta, aprovechando la fuerte demanda. Sin embargo, pierde un núcleo de inversores que tenía como objetivo dar gobernabilidad a la empresa y mantener la cotización del valor estable, y que, en el caso de Ferrovial, además aportaba experiencia en la gestión aeroportuaria.

Peter Lynch, acerca de las privatizaciones, decía “cualquier cosa que la Reina venda, cómprala”: “Privatization of government-run business can be very profitable, no matter which country is selling. Privatization is almost always a no-lose situation. Elected officials do not want to upset the voting public by losing their money in a privatization deal that goes wrong. Privatizations almost always favor the investor with very low prices”.

¿Y vosotros, qué pensáis? ¿Habéis acudido a la OPV? ¿Acierta el Gobierno vendiendo caro, o creéis que se le volverán en contra estos precios tan ajustados?


 

Comentarios (0)

No hay comentarios

Nadie ha comentado aún. ¡Sé tú el primero!