Hoy a medio día nos sorprendíamos todos con el anuncio del Presidente del Gobierno adelantando las elecciones generales al próximo 20 de noviembre. Pero ¿es está una decisión favorable para nuestra economía?

 

España necesita una inyección de confianza que el actual gobierno no puede proporcionar . El conjunto de los españoles, independientemente de sus inclinaciones políticas, reconoce que el actual gobierno no ha sabido gestionar con agilidad los problemas surgidos desde el estallido de la crisis.

 

Los mercados también reclaman un cambio. Hoy nos despertábamos con la noticia de que Moody’s podría rebajar nuestro rating, muestra de la poca confianza que trasmite nuestro país a los mercados.

 

España necesita que la situación del mercado laboral mejore. Es, creemos, el problema más importante que tendrá que afrontar el nuevo gobierno. Pocos creen ya que el gobierno actual pueda tomar las medidas necesarias para combatir el paro. Gobierne quien gobierne, se deberá aplicar una reforma laboral que favorezca la creación de empleo.

 

La figura de un presidente que tiene los días contados no hace más que agravar la situación y crea más incertidumbre. Nos encontramos en una situación de bloqueo. Una bocanada de aire fresco en política y la puesta en marcha de un plan económico con objetivos coherentes y realistas sentaría las bases de una lenta, pero a la vez necesaria recuperación.

 

¿Creéis que el anuncio de elecciones anticipadas puede dar un impulso a nuestro mercado bursátil?