A principios de semana ha tenido lugar el Congreso Nacional del Pueblo Chino. Un evento, en el que Wen Jiabao ha pronunciado su último discurso como primer ministro del país, y este no ha sido especialmente tranquilizador.

 

Wen estableció en su comparecencia el objetivo de crecimiento para 2013 en el 7,5% (idéntico al de 2012 y el más bajo en 12 años) y el de inflación al 3,5%.

 

Durante su discurso el primer ministro chino afirmó que su país carece de un modelo de crecimiento sostenible, ya que presenta “un crecimiento desequilibrado y descoordinado”. Algo con lo que tendrá que lidiar Li Keqiang, su sucesor en el cargo.

 

Durante la década que ha estado al frente de China, Wen Jiabao ha observado en primera línea como el gigante asiático se ha convertido en una economía de $ 8.000 Bn superando a Japón y a Alemania en el proceso, situándose únicamente por detrás de EEUU.

 

Como legado aparte del crecimiento exponencial, Jiabao deja un país con una creciente desigualdad, una gran degradación medioambiental y grandes riesgos potenciales, como el de una burbuja inmobiliaria o el rápido incremento de los salarios medios, algo que está provocando un deterioro de la competitividad del país asiático.

 

¿Estáis de acuerdo con las observaciones de Wen Jiabao? ¿Cómo pensáis que va a reaccionar el nuevo ejecutivo de Li Keqiang ante los diversos frentes?