Desde hace ya varios años vemos un desarrollo impresionante en las economías de los países emergentes.   El mundo actual parece dividido en dos grandes áreas, por un lado las economías desarrolladas en las que vemos tímidos crecimientos y por otro las economías emergentes que se siguen mostrando una gran fortaleza.

 

Ahora mismo el mercado está dividido y parece que no hay término medio. Unos piensan que los emergentes son ya una gran burbuja y otros que el gran desarrollo a todos los niveles que estamos viendo en estos países no se está viendo reflejado en los mercados.

 

Este año parece que los primeros han empezado tomando ventaja sobre los segundos.   El riesgo de sobrecalentamiento y la reacción de los gobiernos tomando medidas económicas restrictivas han provocado grandes salidas de capital sobretodo en los 3 primeros meses del año.

 

Nosotros pensamos que esta salida de capitales presenta una oportunidad para reiterar nuestra apuesta por estos mercados atendiendo a las atractivas valoraciones y al mayor potencial de crecimiento.  Nos gusta especialmente la zona del Sudeste Asiático. Seguro que veremos grandes oscilaciones en los precios pero creemos que está apuesta será muy rentable en el medio plazo.

 

 

 

   

Fuente: Morgan Stanley

 

¿Qué os parece a vosotros?