El pasado martes, el FMI actualizó sus previsiones de crecimiento de la economía mundial en el World Economic Outlook de octubre.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Fuente: FMI, Perspectivas de la economía mundial (Informe WEO), octubre de 2014.

 

En líneas generales, las noticias nos son buenas. El crecimiento mundial se revisa a la baja una décima para 2014 y dos décimas para 2015. La cara de la moneda es Estados Unidos que sube medio punto sus previsiones para 2014, la cruz los Emergentes, que salvo casos positivos como India, ven su crecimiento ralentizarse, pero sobre todo Europa.

Italia rebaja sus expectativas de crecimiento para 2014 y 2015 y podría entrar este mismo año en recesión. El caso de Francia no sorprende, ya que lleva tiempo estancada y ha anunciado que retrasa el objetivo de déficit. Alemania por su parte, está empezando a sufrir el frenazo de sus principales socios comerciales así como las tensiones entre Rusia y Ucrania. España se mantiene en una corriente de sentimiento muy positiva pero no es inmune a las turbulencias del resto de Europa.

Fuente: World Bank

Dada la lógica correlación entre la evolución del PIB norteamericano con el desempeño del crecimiento mundial, lo que nos preguntamos es si de verdad se puede descorrelacionar el crecimiento de USA con el resto del mundo o si lo que nos espera en los próximos meses son revisiones a la baja en Estados Unidos.