Esta semana continuamos con nuestros análisis de fondos con un comentario sobre un fondo que invierte en compañías de un sector con un gran potencial pero que a la vez es difícil de valorar.

FRANKLIN TECHNOLOGY

Es un fondo sectorial de renta variable gestionado por John Scandalios desde el año 2003 y su equipo de análisis de la casa Franklin Templeton Investment Funds.

Este fondo tiene como objetivo lograr una apreciación del capital, para lo cual invierte al en títulos de renta variable de empresas que previsiblemente se beneficiarán del desarrollo, los avances y la utilización de tecnología.

A 30 de noviembre de 2014, la cartera estaba compuesta por 76 valores. Destacamos que el eguipo gestor seleccione las compañías que ofrecen un mayor potencial, que tengan mejores perspectivas y que ofrezcan una valoración razonable en vez de invertir en todas las compañías de la industria indiscriminadamente. No sería extraño encontrar compañías como Twitter, Linkedin o Zynga entre las primeras posiciones, sin embargo los gestores prefieren seleccionar compañías con  ingresos más consolidados y mayor track record.

La elevada concentración en la bolsa americana es consecuencia inevitable del sector en el que el fondo centra su universo de selección de valores ya que es allí donde se encuentran las principales compañías de la industria.

En los siguientes gráficos podemos ver el comportamiento del fondo, tanto YTD:

Como a 10 años:

Invertir en el sector tecnológico supone tener exposición a una industria atractiva y con mucho recorrido, pero también supone aceptar valoraciones exigentes y un fuerte componente de expectativas de crecimiento que, si no se materializan, pueden comprometer la evolución de las compañías. El propio desarrollo de la tecnología llevará a que muchas de ellas se conviertan en referentes en su industria mientras que otras desaparecerán

En definitiva, nos parece interesante mantener exposición en este sector, muy ligado al desempeño de la bolsa norteamericana pero a la vez con un elevado componente de riesgo, por lo que el porcentaje dentro de la cartera sería reducido y habría que estar dispuesto a soportar fuertes caídas en años malos en bolsa, pero es indudable que a largo plazo ofrece un potencial notable.

Nosotros hemos analizado una clase en dólares, pero el fondo también permite invertir en euros: