Cuando Barack Obama ganó las últimas elecciones presidenciales en EEUU era sabido por todos que la prioridad absoluta en materia económica era pactar el camino a seguir para paliar las consecuencias del famoso “ Fiscal Cliff”. Los distintos intentos de acuerdo entre republicanos y demócratas no han tenido ningún éxito y los mercados empiezan a perder la paciencia. Ambos partidos defienden políticas muy distintas sobretodo en lo referente al aumento de los impuestos de las rentas más altas y a los recortes de gasto.

 

Pues bien, hoy tenemos un nuevo episodio de negociaciones, la fecha límite para el acuerdo se encuentra cada vez más próxima (31 de diciembre) por lo que la cuenta atrás ya ha comenzado.

 

Pensamos que lo más probable es que se encuentre una solución que aplace el abismo fiscal. De hecho, es posible que hoy en el Congreso Obama proponga crear un proyecto de ley que mantenga el nivel de impuestos actual durante el inicio de 2013 para ganar tiempo y buscar una solución más estructural al problema del déficit americano.

 

¿Cómo creéis que se solucionará el Fiscal Cliff?

¿Creéis que los mercados han descontado ya una hipotética solución a este problema?