Tras meses de rumores, a última hora de la tarde de ayer la red social de microblogging Twitter anunciaba que había iniciado los trámites con la SEC (Securities and Exchange Commision) para su salida a bolsa de la mano de Goldman Sachs.

La compañía ha iniciado los trámites de manera confidencial con la SEC, método al que puede acogerse dado que sus ingresos no alcanzan el $1bn. Parece que la información concreta sobre la operación no va a hacerse pública hasta pocos días antes de la salida efectiva al mercado. Con esto pretenden evitar que se produzca una situación similar a la que vivió Facebook cuando su valoración se infló en los momentos previos a su salida a bolsa con el consiguiente batacazo en los días posteriores.

Aunque es inevitable hacer comparaciones con Facebook, existen ligeras diferencias entre ambas operaciones: el modelo de negocio de Facebook se encontraba mucho más desarrollado que el de Twitter en estos momentos. La primera comenzó a utilizar la publicidad como vía de ingresos en 2006, sin embargo Twitter no lo hizo hasta el año 2010, por lo que tendría una mejor oportunidad de mostrar un crecimiento robusto tras la operación.

Por otro lado, Twitter cuenta con mayor historia en el mercado de la telefonía móvil, cuando en el caso de Facebook era una de sus grandes bazas para seguir creciendo, pero despertaba suspicacias en los inversores en cuanto al potencial y su valoración.

Twitter ha mostrado un crecimiento espectacular en los últimos años. Desde los $139M que ingresó en 2011, se espera que este año alcancen los $582M y se sitúen en casi 1$bn en 2014.

Los rumores hablan de una valoración en torno a los $10.500M.

¿Qué os parece la operación? ¿Creéis que se van a repetir los mismos errores que en salidas a bolsa como la de Facebook, Zynga o Groupon?