Llevamos ya unas cuantas semanas con los índices corrigiendo las importantes subidas del primer trimestre. Alguno de ellos llegó a caer un 10% sobre los máximos marcados a mediados de abril. Por otro lado el euro se está tomando un descanso en su tendencia bajista frente al dolar. Por estas causas el valor liquidativo de nuestra sicav ha bajado un 3% desde máximos lo que arroja a día de hoy un 8,5% de rentabilidad desde el 1 de enero con una volatilidad controlada y baja. La única posición que corre estos días a favor es la posición corta en el bund alemán tomada en niveles de 158 que ya nos aporta unos pipos de rentabilidad.

Como podemos ver en el gráfico del Eurostoxx 50 (los gráficos del DAX o IBEX son similares) la caída está siendo canalizada. Actualmente, después de haber saltado algún stop de beneficios, tenemos una exposición a renta variable del 30% de la que un tercio mas o menos corresponde a nuestra posición estructural en las socimis Merlin y Lar. En dólares mantenemos un 15% de la cartera teniendo en cuenta las coberturas con derivados y estamos cortos de bund por un 6% de nuestra cartera. Mientras estemos dentro de este canal no vamos a aumentar exposición e incluso podríamos recortar algo en su parte alta. Cuando lo rompamos, espero que por arriba, si que aprovecharíamos posteriores recortes para incrementar exposición, seguramente ya en el tercer trimestre y dentro de un escenario 2 de nuestra estilo de gestión. Pero esto es adelantar acontecimientos.

En unos mercados dominados por los bancos centrales esperamos una subida de tipos en EEUU en el mes de septiembre que permita al dolar seguir fortaleciéndose, contagie la subida de tipos y por tanto la caída de precios en renta fija a Europa y mantenga las bolsas en un escenario lateral o ligeramente alcista. Nuestra cartera estará posicionada para beneficiarse de estos acontecimientos.

Mas información en www.isladearnielles.com