Josep Prats Orriols

(JPrats)

Gestor de Abante European Quality

Madrid. Madrid. ESPAÑA.

Día D-1


Escrito 17 Dec 13

17 de diciembre de 2013

Falta un día para la decisión de la Reserva Federal. En argot de película bélica estamos en el día D-1. La tensión, a la espera de un próximo gran acontecimiento, es máxima entre los operadores a corto plazo. ¿Empezará ya el taper? ? Si lo hace ¿en qué cantidad mensual se reducirán las compras? Si no lo hace ahora ¿lo hará en la próxima reunión o en la siguiente? ¿Significa el inicio del taper que la economía va viento en popa? ¿Es el anticipo de una marcada subida de tipos largos que hundirá las bolsas?

Pero la pregunta más importante, y a la que nadie, curiosamente, sabe responder es la siguiente: ¿Si yo supiera con total certeza, con antelación, cuál será la decisión de la Fed, qué decisión de inversión tomaría?

Lo cómico del asunto es que la inmensa mayoría de los operadores de mercado no tienen ninguna respuesta para esta pregunta. Nadie se atreve a decir si hay que comprar o vender, o qué hay que comprar o vender, si hay taper o si no lo hay.

Todos esperarán a ver la reacción del mercado cuando la decisión se conozca, y después actuarán. Y en función de como actúen darán argumentos para justificar por qué hacen lo que hacen. Si hay taper, los que vendan bolsa dirán que el drenaje de liquidez aumentará la rentabilidad exigida a los bonos a largo y bajarán las valoraciones de las compañías cotizadas y los que la compren dirán que es evidente que la economía y los beneficios empresariales están en un buen camino, puesto que de otra forma la Fed no habría iniciado el taper.

Si no hay taper, los que vendan bolsa dirán que la economía no debe estar tan boyante como parece si la Fed no se atreve a retirar estímulos y los que la compren dirán que el aseguramiento, durante un tiempo prolongado, de tipos bajos gracias a las compras de bonos de la Fed, hace atractivas las valoraciones bursátiles. 

Evidentemente, no sé si habrá o no taper. Y, francamente, no me importa demasiado. Lo que sí me importa es que las compañías que tengo sigan vendiendo y ganando dinero. Y, en este sentido, las noticias positivas sobre el empleo (que haya más empleo, es para mí lo positivo, que en este mercado es conveniente aclararlo), o sobre el crecimiento económico (que se crezca más lo considero positivo), suelen serlo también para el beneficio y para el valor de las compañías que tengo en cartera. ¿Que ello lleva al taper mañana o dentro de tres meses?  Lo que haga la Fed me parecerá bien. Don't fight the Fed. Creo que ha quedado ya sobradamente demostrado que quieren y pueden mantener los tipos del mercado secundario de deuda pública norteamericana en todo momento en los niveles que consideran convenientes. Y no hay más que hablar.

No sé cuál será la decisión de la Fed. Pero les anticipo la mía. Si la bolsa cae compraré más. Y si se mantiene o sigue subiendo seguiré completamente invertido porque la valoración fundamental de las compañías que tengo en cartera sigue siendo bastante superior al precio que hoy me piden en bolsa por ellas. 

Josep

Comentarios (9)

17 Dec 13

Pues tienes toda la razón.

Mi razonamiento es el mismo.

Muchas gracias.

17 Dec 13

Como siempre, excelente reflexión.

Gracias

17 Dec 13

Tiene usted más razón que un santo, señor Prats.

A mí también me resulta "jocoso" ver la de Notas que publican los brokers en estos días con relación a este manido tema, y ninguno de ellos, créame, NINGUNO, se formula la tan relevante pregunta que dice usted: "¿Qué comprar/vender si pasa tal cosa?".

Lo cual lleva a la gente más lista, entre los que usted se engloba, a tomar sus propias decisiones al margen de la manada. Le felicito por ello.

Saludos cordiales y ¡Feliz Navidad!

 

augur En eterna búsqueda y cambio

17 Dec 13

@Josep,  leo una frase ya leída otras veces a inversores value " Si la bolsa cae compraré más. Y si se mantiene o sigue subiendo seguiré completamente invertido" Confieso que siempre me ha intrigado y a apelo a tu capacidad didáctica para que me expliques lo que yo considero una incongruencia. ¿Cómo se puede comprar más si ya se está plenamente invertido? Ya se que es posible apalancándose, pero eso suele ser tabú para los value.

Nota: no soy antivalue. Diría que soy un inversor value que perdió la fe en el 2008 y he devenido a ecléctico.

JPrats Gestor de Abante European Quality

17 Dec 13

Gracias por sus comentarios

Respondiendo a la pregunta de augur, le diré que él mismo da la respuesta. Apalancándose. Mi fondo puede estar invertido entre el 70% y el 140%. Lo normal es que esté alrededor del 100% (que es lo que considero válido para la expresión "plenamente invertido"). Pero si la bolsa se pone clarísimamente infravalorada frente a lo que considero su valor fundamental puedo invertir vía derivados (apalancarme comprando futuros, sectoriales o del índice), y estar al 110%, o al 120%. No sé lo que piensan los "value" sobre esto. Yo no pertenezco a ninguna escuela, más que a la de los inversores fundamentales. Comprar a un precio inferior al valor que considero que tiene la acción.

 

Luis1 Dermatólogo de Barcelona

17 Dec 13

@JPrats:

Yo sí soy value, aunque pasivo.  Le diré lo que le contestaría Buffett:  Nadie que no esté endeudado ha quebrado jamás.

JPrats Gestor de Abante European Quality

17 Dec 13

Luis1

No soy muy partidario del endeudamiento y normalmente no estoy apalancado y cuando lo estoy lo estoy muy poco y porque creo que los precios son muy bajos. De todas formas, el endeudamiento hay que verlo en completo: no es tanto que el fondo esté apalancado como que lo estén los valores que están en el fondo. Uno puede no estar apalancado y tener una cartera de empresas muy apalancadas, que ante problemas financieros caigan mucho. No quebrará el fondo, pero verá reducido su valor a prácticamente cero.

Los países más pobres del mundo, y los hombres más pobres del mundo no están endeudados. Más que nada porque nadie les presta y no tienen con qué responder. Quebrar, estrictamente, acogerse a la ley concursal o al Chapter eleven americano no lo hacen. Pero su cuenta de resultados es tan pobre que viven en la miseria, aunque tengan un balance saneadísimo. Con todos mi respeto y admiración por Warren Buffett, con el que no voy a discutir la ocurrencia y pertinencia de la frase que usted cita. Aunque sea un inversor que alterna posiciones en compáñías no endeudadas con otras que lo están, y con larga tradición, y bastante como son bancos y, sobre todo aseguradoras. En este último caso, además, la deuda que tienen es indeterminada y potencialmente creciente (es imposible predecir con seguridad accidentes, esperanzas de vida, catástrofes...). Es mucho menos arriesgado estar invertido al 120% en una cartera de blue chips de países desarrollados  no apalancados que al 80% en una cartera de small caps apalancados de países emergentes.

Pero reitero, no soy amante del apalancamiento.

 

Luis1 Dermatólogo de Barcelona

17 Dec 13

@JPrats:

Gracias por su detallada explicación. Ciertamente a mí que me gusta invertir en Holdings, soy consciente de que si tengo un doble descuento también puedo asumir una doble deuda. Ahora, eso sí, el día que Buffett quiebre por uno de esos cisnes negros a los que alude, sepa, que por mi parte tiene una comida pagada.

17 Dec 13

Muy de acuerdo con el artículo, y muy interesante el debate sobre el apalancamiento.

Gracias Josep