Josep Prats Orriols

(JPrats)

Gestor de Abante European Quality

Madrid. Madrid. ESPAÑA.

Esperar y ver


Escrito 24 Mar 14

24 de marzo de 2014

Repaso las páginas de noticias y de relaciones con inversores de las compañías que tengo en cartera y no veo nada nuevo especialmente relevante. La temporada de publicación de resultados ha concluido y tendremos que esperar algo más de un mes antes de ver qué nos está deparando el año 2014. Hasta que no conozcamos los resultados del primer trimestre de este año de un buen número de compañías no podremos confirmar que lo que estamos esperando, que no es otra cosa que crecimientos de ventas y beneficios de un dígito medio a tipo de cambio constante para las grandes compañías globales, se está produciendo. 

El asunto de Ucrania ya no ocupa las primeras páginas. El cacareado tapering sigue el curso previsto, por más que la falta de referencia explícita a un objetivo porcentualmente fijado de tasa de desempleo, o una mayor o menor concreción temporal del trimestre en que pueden empezar a subir los tipos, hayan dado un poco de juego a los glosadores de los comunicados de la Fed en la última semana. Los profetas de la desaceleración china seguirán agarrándose a alguna desviación de décimas de algún dato de PMI, o cualquier otra encuesta o creación estadística para refrendar sus convicciones bajistas. No habrá de faltar alguna lamentación sobre la inactividad del BCE. Y hasta que no conozcamos los resultados de las pruebas de estrés de los bancos de la zona euro, los que consideran que la crisis financiera no ha quedado atrás seguirán en sus trece. Obviamente, de vez en cuando, algún país emergente entrará en episodios inflacionistas y su moneda perderá valor. Y las cuentas públicas de los países desarrollados seguirán sin cuadrar durante bastante tiempo. 

De vez en cuando tendremos que hablar de alguno de los temas del párrafo anterior. Más que nada porque la mayoría de los agentes del mercado siempre intentan encontrar en esos temas argumentos para defender su posición, y terminan por acaparar minutos de radio y televisión y páginas de periódicos y digitales. Si no hablas de estos temas parece que no estés en el mercado.

Aunque estar en el mercado, de verdad, es estar en lo que les sucede a las empresas que uno tiene en cartera. Ver si venden más o menos, y en qué productos y áreas geográficas lo hacen. Si obtienen mayor o menor margen sobre ventas y sobre capital invertido. Si invierten más o menos y dónde, y cómo financian esas inversiones. A qué coste se endeudan y qué política de dividendos tienen. Esta es la forma que yo tengo de estar en el mercado. Aunque de vez en cuando les tenga que hablar de Ucrania, de la FED, del BCE, de Argentina, o de las estadísticas chinas.

Josep

Comentarios (1)

Totalmente de acuerdo. Y aprovechar las Crimeas para entrar con descuento. Por cierto, oficialmente BMW aún no ha presentado resultados, ¿no? Solo unas estimaciones y guías, creo. Saludos y gracias, Karim