Josep Prats Orriols

(JPrats)

Gestor de Abante European Quality

Madrid. Madrid. ESPAÑA.

Everybody wins but Clegg


Escrito 8 May

8 de mayo de 2015

Pronto conoceremos el resultado definitivo de las elecciones en el Reino Unido. Echo un vistazo al recuento de votos y veo que los dos grandes ganadores son dos partidos que prácticamente cuadruplican sus votos: el UKIP, que pasa del 3,1% al 12,6%, y el Green Party que incrementa su porcentaje desde el 1% al 3,8%. Otro partido que obtiene también un importante avance es el nacionalista escocés SNP, que pasa del 1,6% al 4,9% del voto popular.

Mucho más discreto, aunque también ascendente, es el resultado del partido Laborista, que aumenta en  un 1,6% su cuota de voto ciudadano, hasta el 30,7%. No es un avance muy marcado, pero sí superior al pobre 0,4% de aumento de voto del Partido Conservador, que le permite alcanzar el 36,7%.

Unos más, y otros menos, pero todos ganan. Excepto, uno el LDP, el partido liderado por Nick Clegg que divide por tres su porcentaje de votos, pasando del 22,8% al 7,7%.

Si miro la distribución de escaños, las cosas se ven de otra manera. Los dos grandes ganadores de la jornada son el SNP, que pasa de 6 a 56, y el Partido Conservador, que aumenta en un par de docenas de diputados su actual representación de 302. El gran ganador en número de votos, el UKIP, pierde la mitad de sus diputados (tenía 2 y se queda en 1), y el Green Party, que cuadruplica votos, tiene que conformarse con mantener su único escaño. El Partido Laborista termina perdiendo dos docenas de escaños, de los 255 que tenía antes de las elecciones. En lo único que coinciden los resultados computados por número de votos o número de escaños es, nuevamente, en el descalabro del LDP, que ve reducida su representación en la House of Commons desde 56 a 8 asientos.

Ya ven para cuánto dan los números electorales. El resultado tiene que ser muy, pero que muy malo, para que los políticos no puedan defender públicamente que han ganado. Clegg lo tiene imposible, pero todos los demás, depende de cómo lo vendan, pueden intentar salir del paso.

La realidad es que ha habido un gran ganador, David Cameron, que pasará a tener en la práctica la mayoría absoluta de la cámara. Y un gran perdedor, porque es el otro partido grande, que pretendía alcanzar el gobierno, que es el Partido Laborista. Porque, al final, lo que importa es quién va a mandar.

Josep

 

 


Comentarios