6 de noviembre de 2013

Como ya les he comentado en anteriores ocasiones suelo comprar futuros sectoriales para modular el nivel de inversión. La cartera del fondo está compuesta, normalmente, por dos docenas de valores comprados al contado que representan, de forma agregada, aproximadamente un 90% del patrimonio. El 10% restante está en liquidez. Me siento más cómodo teniendo un nivel de liquidez holgado. Permite atender los nunca deseados reembolsos (de momento, afortunadamente, no los hay) sin necesidad de tener que deshacer cartera de forma precipitada, así como aprovechar oportunidades de inversión con rápida capacidad de reacción.

Para mantener un nivel de liquidez del 10% y estar plenamente invertido (como estoy ahora, al 100%) o sobreinvertido (como he estado hasta hace dos semanas, al 110%), compro futuros de índices. La opción más sencilla es comprar futuros del índice general, el Euro Stoxx 50, pero prefiero afinar más la elección mediante la inversión en futuros sectoriales de Euro Stoxx.

Comprando futuros sectoriales de Euro Stoxx estoy invirtiendo, de forma indirecta, en las compañías de la zona euro que pertenecen al sector y que están incluidas en el índice Stoxx 600. En algunos sectores, como el eléctrico, el petrolero, el asegurador o el bancario, el grueso (entre dos tercios y tres cuartas partes) del peso en el índice sectorial corresponde a grandes compañías que son miembros del Euro Stoxx 50. En otros sectores (consumo, industria) en los que hay menos compañías de tamaño gigante y muchas de tamaño mediano, el peso en el índice de las compañías que son miembros del Euro Stoxx 50 se sitúa entre un tercio y la mitad.

Desde el nacimiento de Abante European Quallity la inversión vía futuros se ha concentrado en el sectorial bancario. Compramos futuros de Euro Stoxx Banks a 114 puntos¡, los vimos caer a 100 puntos y los vendimos, hace dos semanas, a 141 puntos. Han tenido una contribución positiva significativa para el liquidativo del fondo. Ayer cotizaban a 136 puntos.

Superado el nivel de 3.000 puntos en el Euro Stoxx 50 bajamos el nivel de inversión desde el 110% al 100%. Vendimos los futuros bancarios y los sustituimos parcialmente por futuros del Euro Stoxx 50. Ayer por la mañana nuestra posición, con un nivel de inversión próximo al 100%,  era de aproximadamente un 90% en valores de contado y un 10% en  futuros de índice general. Durante la sesión decidí cambiar la posición de futuros de Euro Stoxx 50 por futuros de Euro Stoxx Utilities. Creo que pueden comportarse bien en un entorno de mercado estable, en el que pueden darse, más que fuertes entradas de dinero nuevo, situaciones de reestructuración de carteras.

Las cinco compañías del sector integrantes del Euro Stoxx 50 (GDF Suez, Eon, Iberdrola, Enel y RWE) tienen un peso próximo a las tres cuartas partes en el índice Euro Stoxx Utiliities. El resto corresponde a compañías de inferior capitalización de la zona euro integrantes de Stoxx 600 (entre ellas las españolas Gas Natural, Enagás, Red Eléctrica o Endesa)

Cotizando, en media ponderada por capitalización bursátil, a un múltiplo PER próximo a 10 veces, con una rentabilidad por dividendo superior al 5% y un precio sobre valor contable inferior a 0,8 veces,  el sector utilities de la zona euro podrá atraer la atención de aquellos inversores especialmente cautos en dar el paso de la renta fija a la renta variable. Un entorno de tipos estructuralmente bajos es positivo para compañías, como las eléctricas y gasistas, con niveles de endeudamiento elevados y puede permitir,vía ahorro de intereses, a mantener estable un beneficio que en la parte operativa seguirá presionado. Por lo menos lo suficiente como para mantener el dividendo. Un dividendo que duplica holgadamente la rentabilidad de los bonos soberanos de duración media constituye también un atractivo para el inversor que quiere dar un pequeño paso en la asunción de mayores riesgos. Y una cotización con claro descuento sobre valor contable es un argumento de negociación poderoso frente al regulador (en una industria muy sujeta a tarifas tasadas) para que no siga deteriorándose la retribución de las inversiones.

Josep