Josep Prats Orriols

(JPrats)

Gestor de Abante European Quality

Madrid. Madrid. ESPAÑA.

Indicadores adelantados


Escrito 29 Jan 14

29 de enero de 2014

Ayer Siemens publicaba los resultados de "su primer trimestre de 2014". Y lo entrecomillo porque el primer trimestre de 2014 de Siemens comprende los meses de octubre, noviembre y diciembre de 2013, dado que la ingeniería alemana cierra sus cuentas anuales en septiembre.

Siemens desarrolla su actividad suministrando bienes de equipo a una gran variedad de sectores. La compañía está organizada en cuatro divisiones: energía, industria, infraestructura y salud, cada una de las cuales contribuye entre un 20% y un 35% a la cifra de negocios total. 

Cuando Siemens publica resultados los analistas están más pendientes de la cartera de nuevos pedidos que de los resultados en sí. Por lo general los bienes de equipo que vende Siemens (turbinas, aerogeneradores, sistemas para redes eléctricas, trenes, aparatos médicos) se piden con bastante antelación al momento de su entrega y puesta en funcionamiento. La ratio más indicativa de la evolución del nivel de actividad es la llamada "book to bill", que relaciona el valor de los nuevos pedidos con las ventas efectivamente facturadas en el trimestre. A grandes rasgos, los nuevos pedidos de hoy suelen ser las ventas de dentro de un año. Asi, una ratio book to bill de 1,20 nos indicaría que las ventas del año que viene serán del orden de un 20% superiores a las actuales, mientras que una ratio de 0,85 nos indicaría una previsible caída de ventas del 15%. 

Durante el año 2013 la ratio book to bill se había mantenido claramente por encima de 1 vez en los tres primeros trimestres (1,07, 1,19 y 1,10), pero había caído a 0.99 en el último. En el primer trimestre de 2014 s recupera una buena expectativa de crecimiento, con una ratio book to bill de 1,20. 

El incremento de la cartera de pedidos se ha producido, principalmente, en las áreas de energía (proyectos de generación eólica), y en la de infraestructuras (metro sin conductor en Arabia Saudí y trenes de alta velocidad en Alemania), con un buen tono general en la mayor parte de áreas de actividad y zonas geográficas (notablemente China), salvo por el estancamiento de las nuevas órdenes en salud, muy dependiente de un mercado europeo, donde la sanidad pública se ve afectada por recortes presupuestarios.

Saber con un año de anticipación lo que vas a vender te permite hacer unas proyecciones de beneficio a un año vista bastante fiables. Siemens ha anticipado que, para el ejercicio 2014, podemos esperar (porque la cartera de pedidos ya existente lo generará), un aumento del beneficio no inferior al 15% respecto al registrado en 2013. A los precios actuales ello implica cotizar a un PER 2014 de 16,5 veces, que consideramos razonable para una compañía con crecimientos próximos a los dos dígitos y una rentabilidad sobre el capital empleado del 18%.

Para producir hay que invertir, y por ello la evolución de la cartera de pedidos de compañías como Siemens, puede ser interpretada, con mucha mayor fiabilidad que múltiples encuestas de opinión de las que están pendientes muchos cortoplacistas, como un buen indicador adelantado del crecimiento de la actividad económica.

Josep

 

 


Comentarios