Josep Prats Orriols

(JPrats)

Gestor de Abante European Quality

Madrid. Madrid. ESPAÑA.

La profesión de gestor


Escrito 10 Mar 14

10 de marzo de 2014

El jueves y el viernes estuve en Mallorca, hablando de economía e inversión. Naturalmente, como comprenderá cualquiera que haya visitado la isla, la estancia se me hizo corta. Tuve el placer de comer con un activo participante en este blog, una persona extremadamente culta y reflexiva. Y en la conversación, que es el plato más agradable de una buena comida, hablamos de las habilidades que son necesarias para hacer de la gestión de inversiones una profesión. 

Repasamos por encima los conocimientos técnicos que se precisan. Los hay,y requieren cierto tiempo de aprendizaje, básicamente contabilidad, estadística y  matemática financiera. Pero no es la excelencia en dichos conocimientos lo que diferencia un buen gestor de otro mediocre. Escudriñar las cuentas publicadas intentando alcanzar todos los matices que la contabilidad nos puede aportar, o alcanzar un dominio excelente de la hoja Excel para realizar múltiples análisis de sensibilidad  o hallar correlaciones entre el comportamiento de distintas variables está muy bien. Pero el buen análisis, la buena gestión, tiene mucho más de cualitativo que de cuantitativo. La gestión de inversiones, a diferencia de lo que muchos puedan pensar, es más de letras que de ciencias.

En mi opiníón, para gestionar bien, hay que leer mucho. Empèzando por algo tan anodino como los estados contables, las memorias anuales, los resultados trimestrales y las presentaciones ante analistas, que periódicamente publican las compañías en las que queremos invertir. Siguiendo por la misma literarura publicada por otras empresas que compitan con las compañías que constituyen nuestro objeto de inversión. Y terminando por todo tipo de lecturas: informes, artículos o libros que permitan que nos formemos una idea clara sobre qué grandes tendencias podemos esperar en las distintas sociedades a las que las grandes compañías cotizadas que constituyen nuestro universo dirigen su oferta de productos y servicios. 

Intentar tener pocas y claras ideas aproximadas sobre grandes números, más que detalles pormenorizados sobre pequeñas cifras. Y tener la frialdad necesaria, la que da la experiencia, para mantener dichas ideas cuando el mercado se ofusca. En ello consiste la profesión de gestor.

 


Comentarios

#1
10 Mar 14

Sr. Prats, no me extraña que se le hiciera corta la estancia. Estos
días están siendo primaverales. Vino ud. a dar alguna conferencia.
Hubiera acudido con mucho gusto.


Un saludo


#2
10 Mar 14

Excelente artículo.


¿Dió en Mallorca una conferencia ante clientes o fue abierta al
público en general?


Coincido con @bauer110 , yo también hubiese acudido a su charla.


Saludos


#3

hipotrader Inversor a largo plazo

10 Mar 14

Josep,


respecto de " i nformes, artículos o libros que
permitan que nos formemos una idea clara sobre qué grandes
tendencias podemos esperar en las distintas
sociedades
", ¿alguna sugerencia?


Un cordial saludo.


#4
10 Mar 14

La reivindicación que hace el Sr. Prats del humanismo (las letras) me
parece fundamental. No en vano, la economía tiene que ver con la
condición humana y es propio de la misma el ir avanzando a través de
la pregunta y de la duda. En una ocasión, cuando le consultaron a
Warren Buffett, qué podía hacer un estudiante para llegar a ser gestor
de bolsa, Buffett contestó que leer, a poder ser miles y miles de
páginas. Hay que suponer que del trato frecuente con los libros - o
las memorias o los balances de las empresas - algo queda que nos
permite comprender mejor - un poco, al menos - el funcionamiento del mundo.