Josep Prats Orriols

(JPrats)

Gestor de Abante European Quality

Madrid. Madrid. ESPAÑA.

Llenar el carrito


Escrito 17 Jan 14

17 de enero de 2014

Ayer Carrefour publicaba cifras de ventas del cuarto trimestre y del conjunto del año 2013. Y parece que los europeos, incluidos los españoles, estamos volviendo a llenar el carrito del supemercado. Las ventas en su principal mercado, Francia, aumentaban un 1,7% en el trimestre, lo que permite cerrar un año 2013  que ha ido de menos a más con un crecimiento del 1,3%. No es un gran crecimiento, desde luego, prácticamente plano en términos reales (descontando la inflación), pero ya se ha detenido el continuo deterioro experimentado en los últimos años.

Se consolida una tendencia que parece difícil de revertir y que no es otra que la ganancia de cuota de las pequeñas tiendas frente a los hipermercados. La cercanía física de la tienda al cliente, en un contexto de progresivo envejecimiento de la población, es una tendencia clara, que podría venir ayudada en un futuro por el aumento de las ventas por internet, actuando el pequeño local al que se puede ir andando desde casa como centro de recogida. Así, mientras las pequeñas tiendas, las " convenience stores" aumentan "like for like" (sin contar las nuevas aperturas) un 2,2%, las de los  supermercados lo hacen solo un 0,4% y las de los hipermercados un 0,0%. 

Tras cinco años de caídas, el último trimestre de 2013, por vez primera, las ventas de Carrefour en España crecen, y lo hacen a un ritmo del 1,7%, moderadamente superior, pero superior, a la inflación. Similares crecimientos se dan en otros mercados europeos, y en todos los casos con crecimientos en el cuarto trimestre más elevados que los del conjunto del año. No son cifras para tirar cohetes, pero sí para decir que, probablemente, estos datos reales y representativos del consumo minorista, sean lo suficientemente indicativos de que la recesión está quedando atrás.

Muy superiores son los aumentos de las ventas en Latinoamérica. Para el conjunto de 2013 crecen un 12% a tipos de cambio constantes, aunque traducidas a euros, teniendo en cuenta las fuertes pérdidas de valor del real brasileño y del peso argentino frente a nuestra divisa, de un 18% en conjunto, terminen cayendo un 6%.

Más discreto es el comportamiento en Asia, donde Carrefour es un actor muy poco significativo en los mercados en los que opera (China y Taiwan) registrando ritmos de crecimiento de poco más del 1% a tipo de cambio constante y del -2% a tipos de cambio corriente.

La recuperación de tasas de crecimiento positivas en Europa se ha conseguido redefiniendo la oferta hacia productos de menor precio, mediante un aumento de la oferta de marca blanca y continuos descuentos. Esto tendrá, sin duda, su repercusión a corto plazo en los márgenes, aunque a medio plazo es bien probable que el grueso del ajuste terminen por soportarlo los proveedores.

Dentro de un mes, cuando conozcamos con detalle los resultados, podremos afinar más en el análisis. Pero no creo que nos aventuremos demasiado si sacamos las siguientes conclusiones: la clase media sigue apretándose el cinturón, sigue mirando la peseta y sigue renunciando a caprichos. Pero por lo menos, parece que llena el carrito.

Josep

 

Comentarios (1)

17 Jan 14

Personalmente la mayoria de la compra la hago en cooperativas en
Barcelona con productos catalanes o españoles no compro en carrefour
ni parecidos.