Josep Prats Orriols

(JPrats)

Gestor de Abante European Quality

Madrid. Madrid. ESPAÑA.

Lotería


Escrito 20 Dec 13

20 de diciembre de 2012

Este año el sorteo del "gordo" cae en domingo. Los agentes del mercado no tendrán que seguir, como en años anteriores, simultáneamente, a los comentaristas de Bloomberg y a los niños de San Ildefonso.

Muy a menudo, los que nos dedicamos al mundo de la inversión en valores cotizados tenemos que escuchar la tópica expresión "la bolsa es una lotería". Nada más lejos de la realidad,Entre la bolsa y la lotería hay muchas diferencias. La más importante es que la bolsa reparte más en premios. 

El que compra un boleto de lotería tiene una esperanza matemática de perder aproximadamente un 38% de su inversión. Los premios que ofrece el sorteo de navidad representan algo menos de un 78% del importe de los boletos vendidos, y están sujetos a un impuesto del 20%. Es decir, si el conjunto de participantes en el concurso compran 100 euros en boletos, 62 de dichos euros quedarán en el bolsillo de los participantes y 38 euros en las arcas del estado (22 porque no los reparte y 16 porque los recauda entre los premiados). Quizás por eso alguien dijo que la lotería era un impuesto sobre la estupidez, y el único entre los impuestos que el ciudadano paga con ilusión.

El que compra bolsa, y mantiene la inversión durante el tiempo suficiente (que pueden ser varios años, pero no hace falta que sean varias décadas...), tiene una esperanza matemática de ganar dinero, no de perderlo. Al final, comprando bolsa estamos comprando un porcentaje de la riqueza que generan las empresas. Y la riqueza generada por las empresas aumenta con el tiempo, siempre que la economía crezca. Desde que el mundo existe y, desde luego, desde que existe la bolsa, la economía ha crecido, por lo que el porcentaje de riqueza generada que compramos con el tiempo vale más.

Soy inversor en bolsa y no soy jugador de lotería. Y cuando invierto en bolsa intento hacerlo en compañías que tengan una alta probabilidad de ganancia moderada antes que en aquellas que tengan una baja probabilidad de ganancia excepcional. Pero en Navidad hago una excepción y compro el "décimo de la empresa".

Desde un punto de vista económico sé que estoy comprando una call muy  out of the money y que el que me la está vendiendo está abusando claramente en la fijación del precio. Desde un punto de vista psicológico lo que estoy comprando es más bien una  put , un seguro que me protege de la rechifla y el pitorreo generalizado que podría darse si fuera el único de la casa al que no le toca la lotería.

Que la suerte les acompañe...

Josep

 

 

 

Comentarios (23)

Luis1 Dermatólogo de Barcelona

20 Dec 13

@jandrobroker:


Por extensión si adquieres una participación de cada uno de los
fondos existentes en el mercado mundial seguro que aciertas con el más
exitoso del año y lo mismo hablando de acciones. No es mala idea:)


 


20 Dec 13

@jacobolv tengo en la familia, tres pintoras y un pintor importante,
por tanto tengo la casa llena de cuadros, grabados y litografias ,que
aunque no son tan valorados como un Picasso, para mi tienen un valor
sentimental mas importante, por tanto me dedico a lo que me gusta, que
como bien sabeis en Unience es , la Economía, las Finanzas y las
Inversiones, así como a mis Sistemas ,que me llenan junto con los
nietos casi todo el día.


juanborr inversor moderado

20 Dec 13

   Yo no compro la lotería de   ninguna clase, en cambio hago un
donativo a una ong,que creo que si les tocará a los que más lo
necesitan,yo ya soy mayor, en lo largo de mi vida.pensava en la
lotería y trabar de sol a sol para ,mientras otros gastavan a y
disfrutavan de la vida,ahora algunos estan arruinados y  yo con una
pensión media,tengo que pagar todos los dessaguisados que otros han
cometido.  


20 Dec 13

Personalmente no creo en la loteria y nunca compro lo que me dio
bastante pena es el dia en el Economista habia una pregunsta que haria
si le tocara el gordo de Navidad y el que tenia mas puntos positivos
era IRSE DE ESTE PAIS ESPAÑA.


JPrats Gestor de Abante European Quality

20 Dec 13

Gracias a todos por sus comentarios


jacobolv hace unos comentarios interesantes 


Tomé 1931 como referencia por lo del chotis y el kilo de oro
invertido en bolsa se convirtió en 100 kilos. Si hubiera tomado 1929
el kilo de oro se hubiera quedado en 40 kilos de oro, invertidos en
bolsa, frente al kilo de oro con el oro guardado.


Sobre el adjetivo matemática aplicado a la esperanza siendo estrictos
estoy de acuerdo que no se puede aplicar a nada que impique una
predicción y en lo que estén implicados seres humanos.


La esperanza de vida al nacer, por ejemplo, no sería una esperanza
matemática (si quieren estadística), y nada nos dice que tenga que
seguir aumentando y no vaya a disminuir de forma drástica, incluso que
sea de un solo día para todos si mañana se desata una guerra atómica.
Eso no impide, por ejemplo, que las compañías de seguros apliquen
primas de seguros de vida distintas a distintos colecitvos (por edad,
profesión, país, sexo, estado de salud), por pensar que existen
ciertas relaciones de causalidad que, en grandes números, permiten
hacer ciertas inferencias sobre qué sucederá en el futuro. Yo creo que
el mundo avanza porque ha avanzado siempre, pero la verdad es que hace
tiempo hubo una gran glaciación que cambió bastante las cosas...


Evidentemente todos los lectores del foro son conscientes de que
cualquier juicio sobre el futuro no constituye una certeza. Como todos
los médicos saben que los únicos de su profesión que no suelen
equivocarse son los forenses y a pesar de ello la mayoría prefieren
equivocarse intentando salvar a los vivos que acertar dictaminando las
causas de la muerte del cadáver. A la hora de predecir esperanzas de
vida suelen utilizarse experiencias y de ellas se extraen expectativas.


Suele pensarse, porque así se ha observado históricamente, con
experiencias pasadas, que una mejor nutrición, una mejor educación,
una mejor higiene, un menor consumo de elementos tóxicos y una mejor
organizacion médica, genera unas expectativas de mayor esperanza de
vida para la población. Con estos mimbres hacen cálculos los actuarios
de seguros.


Pues a la hora de analizar la bolsa yo hago un poco lo mismo, Hacer
cálculos sobre algo que, ya de entrada, sé que es, estrictamente incalculable.


Josep


 


 


20 Dec 13

Muy buen artículo!


Pienso exactamente lo mismo. Es más, seguramente sea algo peculiar
pero llevo dos años sin comprar el décimo de la empresa...


20 Dec 13

Jeje muy bueno lo de la put josep, aunque si no quieres jugar el
décimo del "curro" y toca también puedes salir en la tv con
tus compañeros y el champan diciendo lo de: "a mi no me ha tocado
pero tambien estoy muy contento".


Un saludo


20 Dec 13

Tengo un amigo un tanto pecular que un día me defendió la idea de
eliminar todo tipo de impuestos directos e indirectos, e instaurar la
lotería obligatoria.


Habría que obligar a las empresas a entregar un porcentaje del sueldo
en boletos de lotería del estado a los empleados. Y también que un
porcentaje de lo que se comprara se pagara en forma de boletos de
lotería para el vendedor. Las empresas deberían también comprar
obligatoriamente lotería en función del volumen de su negocio.


Seguro que es España desaparecería totalmente el fraude fiscal y la
recaudación sería digna de los países nórdicos.


Para pensarlo...


21 Dec 13

Excelente artículo Sr. Prats. Lo que puedo decir es que si me toca la
lotería compraré más bolsa. Suerte a todos.


Javier6 Doctorado en procrastinación

23 Dec 13

Estoy totalmente de acuerdo con @JPrats más todas las interesantes
aportaciones posteriores, acerca de como dicen las diferencias
entre comprar un boleto de loteria y la inversión en valores.


Pero a pesar de ello romperé una lanza a favor, no de compar un
boleto de loteria, que es tirar el dinero sino de "invertir en
loteria" Digo eso porque igual que hablan de invertir en valores,
también se puede invertir en loteria o en un juego determinado del
azar y no de "jugar" un boleto, eh ahí la gran diferencia.


Se ha hablado de jugar a la loteria, pero también hay alguna forma de
ganarse la vida invirtiendo en el juego. Dependiendo del juego hay
diferentes formas de jugar o de invertir en ese determinado juego. Si
miramos el más sencillo, y el que más "momio" tiene (es
decir en el que te puede tocar más invirtiendo menos dinero): la
loteria primitiva, todo es una cuestión de probabilidades basado en
unas combinaciones.


A partir de ahí podemos elegir cuanto invertir, que riesgo asumir
y unas espectativas a ganar. Es más las combinaciones
"diabolicas" al cuatro o al cinco, permite aunque no se
asegure el gran premio si asegurar "en teoria" unos premios
menores y asumir el riesgo moderado de no cubrir perdidas, aunque todo
ello exige un estudio estadistico y un trabajo semanal arduo. Vamos
como si invertimos en valores, salvando las diferencias.


La diferencia estriba en jugar o en invertir.


Feliz Navidad y que la suerte les acompañe en las inversiones, sean
las que sean.