Josep Prats Orriols

(JPrats)

Gestor de Abante European Quality

Madrid. Madrid. ESPAÑA.

Mil millones más de coches


Escrito 19 May 16

19 de mayo de 2016

La OPEP es una organización que no despierta especiales simpatías. Los países representados en la organización, por lo general, no se caracterizan por sus buenos usos democráticos o por el respeto de las libertades. Su cometido principal, que no es otro que la gestión de un oligopolio, pactando cuotas y precios, aunque difícil muchas veces de llevar a la práctica con éxito, no casa demasiado bien con los principios de libre mercado. Pero su servicio de estudios, radicado en Viena, es bueno. Por eso conviene leer sus informes.

En su último boletín, entre muchas otras cosas, hacen un repaso de las perspectivas de la evolución a largo plazo de la demanda de petróleo. Dos tercios de la demanda de petróleo los representa la automoción. Por ello, la principal magnitud que hay que estimar para realizar unas proyecciones fiables es el número de coches que circularán por el mundo. 

En este momento ruedan por las carreteras aproximadamente mil millones de vehículos. La OPEP prevé que en 2040, haya 2.200 millones de vehículos circulando. Más del doble que ahora. Aceptan cierto margen de error, pero dicen que de 2.000 millones no bajan. Mil millones más de coches circulando, que es tanto como decir mil millones más de familias que tendrán un poder adquisitivo suficiente como para haber pagado el coche y la gasolina. Y si pueden permitirse un coche, es de suponer que también podrán permitirse comprar algún que otro trapito, perfume, cosmético, alimento envasado, electrodoméstico, bebida refrescante, entrada de cine, noche de hotel o billete de avión. 

El doble de coches en 25 años. O lo que es lo mismo, el doble de consumidores, si lo prefieren, el doble de personas incluidas en la llamada "clase media" en el mundo en solo 25 años, en apenas una generación.  Los de la OPEP creen que, mayoritariamente, esos coches funcionarán con gasolina. Por eso prevén un incremento de la demanda de petróleo desde los 95 millones de barriles/día actuales hasta los 110 millones de barriles/día en 2040. Y por eso dicen que el petróleo y el gas natural, los combustibles fósiles, seguirán siendo las fuentes mayoritarias de generación de energía dentro de 25 años, en concreto, según sus cálculos, representarán tres cuartas partes del consumo global de energía.

En esto último pueden estar barriendo para casa, pueden estar infraestimando la evolución de las energías renovables, o el peso del coche eléctrico. Que acierten más o menos tendrá su implicación en el precio del petróleo y del gas natural. Pero si en solo 25 años se duplica el número de personas con poder adquisitivo suficiente para tener coche, sea este de gasolina, gasóleo, pila de hidrógeno, butano, biodiesel, híbrido o eléctrico, habremos asistido, sin duda, al cuarto de siglo más próspero, más positivo económicamente, de la historia del mundo.

Josep

 


Comentarios