14 de marzo de 2014

Estuve en China por vez primera veintitrés años atrás. Enjambres de personas circulando en bicicleta por las calles de Pekín o Shanghai, ataviadas con camisas o chaquetas cuello Mao, podían sugerir, a primera vista, una estampa idílica para cualquier ecologista minimalista europeo. Los atuendos recordaban las líneas, recién estrenadas en Europa, de un Armani o un Adolfo Domínguez. Y por lo que se refiere al uso de la bicicleta, solo los más avanzados países del norte de Europa, como Holanda o Dinamarca, podían mostrar, aunque a gran distancia, una muestra tan clara de conciencia por el respeto del medio ambiente.

La última vez que estuve en China, hace cuatro años, la sobriedad del vestuario había desaparecido en favor de los diseños más variopintos, y las motos y los automóviles habían apartado casi completamente a las bicicletas de las arterias principales de las grandes ciudades.

Parafraseando a un ya fallecido banquero español, que evocaba en una comunicación anual a los accionistas los tiempos en los que los empleados de banca vestían uniforme, comparándolo con los tiempos presentes, "lo que se ha ganado en originalidad se ha perdido en buen gusto".

Los bajistas se están agarrando como un clavo ardiendo a la publicación de unas estadísticas chinas del mes de febrero que muestran una caída de las exportaciones. Los mismos que dudan de la fiabilidad de los datos macroeconómicos chinos cuando muestran grandes crecimientos, creen ver en las mismas fuentes de información un faro que les guiará hacia el tan deseado hundimiento de las bolsas. Allá ellos...

Yo soy, como los chinos de antaño, más minimalista. Me gustan las cosas sencillas, identificables. Me gusta contar unidades físicas más que agregados macroeconómicos.

Los tres fabricantes de automóviles alemanes, Volkswagen, Daimler y BMW han publicado las cifras de ventas de coches, en China, correspondientes a los dos primeros meses de 2014.

Y muestran los siguientes crecimientos respecto a los dos primeros meses del año anterior. Por marcas: Volkswagen +12%, Audi +13%, BMW +25%, Mercedes +57%. 

Mal, mal, lo que se dice mal, no parece que vayan las cosas.

Josep