Josep Prats Orriols

(JPrats)

Gestor de Abante European Quality

Madrid. Madrid. ESPAÑA.

Minimalismo chino


Escrito 14 Mar 14

14 de marzo de 2014

Estuve en China por vez primera veintitrés años atrás. Enjambres de personas circulando en bicicleta por las calles de Pekín o Shanghai, ataviadas con camisas o chaquetas cuello Mao, podían sugerir, a primera vista, una estampa idílica para cualquier ecologista minimalista europeo. Los atuendos recordaban las líneas, recién estrenadas en Europa, de un Armani o un Adolfo Domínguez. Y por lo que se refiere al uso de la bicicleta, solo los más avanzados países del norte de Europa, como Holanda o Dinamarca, podían mostrar, aunque a gran distancia, una muestra tan clara de conciencia por el respeto del medio ambiente.

La última vez que estuve en China, hace cuatro años, la sobriedad del vestuario había desaparecido en favor de los diseños más variopintos, y las motos y los automóviles habían apartado casi completamente a las bicicletas de las arterias principales de las grandes ciudades.

Parafraseando a un ya fallecido banquero español, que evocaba en una comunicación anual a los accionistas los tiempos en los que los empleados de banca vestían uniforme, comparándolo con los tiempos presentes, "lo que se ha ganado en originalidad se ha perdido en buen gusto".

Los bajistas se están agarrando como un clavo ardiendo a la publicación de unas estadísticas chinas del mes de febrero que muestran una caída de las exportaciones. Los mismos que dudan de la fiabilidad de los datos macroeconómicos chinos cuando muestran grandes crecimientos, creen ver en las mismas fuentes de información un faro que les guiará hacia el tan deseado hundimiento de las bolsas. Allá ellos...

Yo soy, como los chinos de antaño, más minimalista. Me gustan las cosas sencillas, identificables. Me gusta contar unidades físicas más que agregados macroeconómicos.

Los tres fabricantes de automóviles alemanes, Volkswagen, Daimler y BMW han publicado las cifras de ventas de coches, en China, correspondientes a los dos primeros meses de 2014.

Y muestran los siguientes crecimientos respecto a los dos primeros meses del año anterior. Por marcas: Volkswagen +12%, Audi +13%, BMW +25%, Mercedes +57%. 

Mal, mal, lo que se dice mal, no parece que vayan las cosas.

Josep

 

Comentarios (5)

14 Mar 14

Pues mal, mal no parece que vayan las cosas en china tienes razon
aunque dejando la razon de lado simpre tendremos que tener una puerta
de salida por si acaso. S2


14 Mar 14

China seguirá aumentando su clase media y alta en los próximos años.
Pero la venta de coches de lujo como indicador del futuro económico a
corto plazo no es fiable. En España se vendían muchos BMW justo antes
del pinchazo de la burbuja inmobiliaria.


15 Mar 14

Por una vez y sin que sirva de precedente le pongo un pero al
articulo. Tal como dice @oraculo en España precisamente sabemos que la
venta masiva de coches de lujo (y de viviendas, yates, etc), no
significa automaticamente que las cosas se esten haciendo bien.


De hecho, muchos analistas advierten de una burbuja inmobiliaria y de
crédito en China. No sé si compartes esa opinión Josep.


Kaloxa CMO en Finect. Periodista financiero. Me encantan las finanzas del comportamiento

17 Mar 14

A mí leyendo el artículo también me surgió la misma duda que a
Oráculo y Carlos65. ¿Hasta qué punto se puede frenar de modo repentino
y empezar a caer si llega una contracción fuerte de la burbuja de crédito?


Hay que tener en cuenta que precisamente para comprar coches mucha
gente suele tirar de crédito.


17 Mar 14

Esperemos que no pase, pero el decreciemento del PIB Chino es harto
elocuente y estoy de acuerdo con Oraculo,Carlos65 y Kaloxa, el que las
ventas de coches sigan bien no es óbice para que el techo esté ahí y
la explosión crediticia china esté llegando a su fin.