Josep Prats Orriols

(JPrats)

Gestor de Abante European Quality

Madrid. Madrid. ESPAÑA.

Nessie y Schettino


Escrito 5 Jul 13

5 de julio de 2013

Draghi dijo un poco más que lo que se esperaba y el mercado reaccionó favorablemente. Fue un auténtico  independence day. El mercado europeo supo independizarse del americano (cerrado) y anotarse una subida relevante que todavía no es suficiente para enjuagar el diferencial de rentabilidad negativa acumulado desde el inicio de la caída.

Con el tiempo y una caña los mercados terminarán por convencerse de que el euro está para quedarse. Y cuanto más cercano esté ese día más correcta habrá sido la estrategia de invertir en bancos de la zona euro. Desengáñense, el euro no desaparecerá. En un mundo cada vez más global, tiene toda la lógica económica que siga,  y seguirá porque es conveniente para todos sus miembros relevantes. Ni se romperá hoy, ni dentro de diez años. El euro crecerá, y con el tiempo serán más y más los países que lo adopten como moneda propia. Puestos a hacer política ficción, no descarten, antes de que se jubilen, ver a Rusia dentro (aunque tampoco les pido que apuesten por ello).

Si preguntan, uno por uno, a los inversores en deuda pública alemana a largo plazo,  si creen que el euro desaparecerá, la inmensa mayoría, por no decir la totalidad, les dirán que no. Pero acto seguido les dirán también que la lógica de adquirir esa deuda y no la española no es otra que la cobertura ante el riesgo de que aquello que no creen que vaya a suceder, suceda. La lógica de una prima de seguro.

Y es que la gente está dispuesta a pagar primas de seguro para protegerse hasta de los sucesos más inverosímiles. Navegando por la web de Generali descubrí los detalles de un suceso curioso. A todos aquellos que quieran entender el mundo de los seguros de una forma rápida y clara les recomiendo que visiten la web de relaciones con inversores de la aseguradora italiana. Encontrarán documentación a la vez amena e interesante. Generali es la compañía más veterana que tengo en cartera (es, cronológicamente, de la quinta de Garibaldi y tuvo como becario a Kafka), y la que ofrece información con mayor nivel de detalle. Recuerdo, hace más de veinte años, mi primer encuentro con una memoria anual de la compañía, que nos enviaron fotocopiada desde Londres. Más de mil páginas, con detalle, inmueble por inmueble, incluidas plazas de parking, de todos y cada uno de los activos propiedad de la compañía.

El suceso curioso no es otro que el contrato de aseguramiento suscrito por Lloyds y Cutty Sark sobre el monstruo del Lago Ness. En los años sesenta, a un publicista de la fabricante de whisky se le ocurrió ofrecer 1 millón de libras de recompensa a quien fuera capaz de capturar, en el plazo de un año, a Nessie, el monstruo del Lago Ness. Reunido el consejo de administración de Cutty Sark un consejero, extremadamente prudente, ponderó el riesgo de la operación. ¿Y si realmente Nessie existía y alguien lo capturaba? Perder un millón de libras, de hace cincuenta años, era un trastorno no despreciable. Había que cubrirse ante dicha eventualidad.

No siendo un riesgo muy estándar, solo la mítica Lloyds de Londres era capaz de afrontar el reto. Estimó en 2.500 libras el coste de la prima que la fabricante de whisky debería abonar para recibir, si algún pescador lacustre tenía éxito y Nessie picaba, el millón de libras prometido en la campaña. El contrato era muy preciso y cifraba en  20 pies la envergadura mínima de Nessie.

A pesar de que para cualquier observador objetivo, la posibilidad de pescar un monstruo que hace 1.500 años que todos buscan y nadie encuentra sea nula, la realidad es que, la probabilidad según mercado (2.500 libras para cubrir un riesgo de un millón) quedó estimada en un 0,25%. Que no parece mucho, pero que es 250 veces superior a la de que nos toque el gordo comprando un solo décimo de lotería.

No voy a decir que es tan improbable que desaparezca el euro como que aparezca Nessie. Pero en las cotizaciones de los bonos soberanos de los países de la zona la probabilidad según mercado de que ello suceda parece cotizarse más cerca del 25% que del 0,25%.

Nessie no existe, aunque la probabilidad de que exista genera mucho negocio. Yo mismo he visitado su museo en Inverness, previo pago de la entrada correspondiente. Solo otro par de animales, también virtuales, han generado semejante actividad económica: el ratón Mickey y el pato Donald.

Pero quien sí existe es Schettino. El capitán del Costa Concordia, que pasará a los anales de la historia del mundo económico como introductor de la prima de frivolidad para el cálculo de tarifas en el aseguramiento de paquebotes.

Sucesos ilógicos, absurdos, prácticamente imposibles, pueden darse siempre que la estulticia humana pueda tener una influencia relevante. La lógica nos dice que es tan absurdo que el euro desaparezca como que Nessie exista.

Y, afortunadamente, Draghi solo comparte con Schettino la nacionalidad.

Josep

Comentarios (11)

5 Jul 13

1/ Uno de los mantras clásicos del inversor value es que hay que estar preparados para la calamidad o el desastre. Coincido en sus apreciaciones sobre el euro - y sobre Nessie -, pero mi pregunta sería sobre la calamidad. ¿Qué entiende usted por calamidad y como se prepara frente a ella? Debo entender que la calamidad no puede ser lo imposible (Nessie) o lo ilógico (la ruptura del euro), pero sí que hay que contar con que sucedan cosas imprevistas que cambie el paradigma sobre el que trabajamos (Lehman, quizás?). Mi pregunta sería esa: ¿qué teme usted de cara al futuro? ¿Y cómo se ha protegido frente a ello? Hablo, insisto, de calamidades posibles pero no probables.

 

Y 2/ al igual que ha hecho Espelosín, me gustaría si usted ha reflexionado en alguna ocasión sobre los efectos de la demografía en la economía y en la bolsa cara al futuro.

Gracias

JPrats Gestor de Abante European Quality

5 Jul 13

Gracias Lampros por tus reflexiones

Empezando por el final, por la influencia de la demografía en la economía y la bolsa un apunte rápido. Crecimiento de la población en los países en vias de desarrollo y envejecimiento de la población en los países desarrollados. Son las dos megatrends o macrotendencias más claras. Y tienen sus consecuencias. Crecimiento en emergentes, inflación baja  en los países desarrollados (lo que puedan subir las materias primas será más que compensado por la presión a la baja en los salarios de producción, al incorporarse mucha más mano de obra), y crecimiento de determinados sectores relacionados con servicios para la tercera edad (desde hostelería a sanidad, pasando por asistencia domiciliaria y ahorro y previsión para la jubilación). Tipos bajos y crecimientos bajos en los mercados occidentales.

La única forma que encuentro de protegerme contra las calamidades o los desastres, es intentar comprar negocios muy seguros y predecibles (y aquí, quieran o no, un pasado largo y consistente es una buena guía, y un buen tamaño también), no poner todos los huevos en el mismo cesto (una cartera con un número de valores amplio, aunque no atomizado, para poder seguirlos), tiempo y paciencia y poco o nulo apalancamiento (tanto en las compañlas adquiridas como en el propio patrimonio). 

Josep

5 Jul 13

Tu post de hoy es muy bueno, en todos los sentidos.

Que Rusia entre en el euro va más allá de los mercados. Esa relación con Rusia debiera ser una de las prioridades de la Unión Europea. Alguna vez hemos hablado de ello. Ojalá lo veamos.

Seguimos.

JPrats Gestor de Abante European Quality

5 Jul 13

Gracias Joaquín

Estamos de acuerdo en la importancia de que Rusia, de alma europea, regrese a su lugar natural. Sería una gran contribución cultural, no solo científica o material. El país de Dostoievsky, Tolstoi o Pushkin, el de Stravinsky o Tchaikovsky no es para nosotros un país extranjero. No nos es extraño, nos es próximo. Uno de los paseos más agradables que existen es el que lleva de la estación de tren de San Petersburgo, al amanecer, llegando del viaje nocturno desde Moscú, hasta el Hermitage, por la avenida Nevski. Solo es comparable a un paseo por Venecia a una hora en la que los turistas duerman. La mejor Europa en estado puro.

Josep

comparativadebancos Analista de mercados, escritor de artículos de economía y bolsa para pequeños y medianos inversores.

5 Jul 13

Excelente artículo,

Lo difícil se hace rápido, pero para lo imposible...siempre...se tarda un poco más.

Pensar y actuar con lo casí imposible puede generar fuertes beneficios.

¡¡ Open your mind !!

Pues eso...

www.comparativadebancos.com/teoria/consejos-bolsa/

8 Jul 13

Por una vez Sr. Prats, creo discrepar de usted, aunque sea cuestión de matices. Decir que la mejor Europa en estado puro se encuentra en San Petersburgo (o en Venecia) se lo acepto, pero no creo que ese pensamiento se pueda extender hasta la totalidad de Rusia. En efecto, la gran cultura europea se encuentra en sus elites - y usted ha citado a unos cuantos nombres -, pero la peculiar textura cultural europea se extiende más allá de unos minúsculos circulos elitistas o de unas pocas, poquísimas ciudades. Cita a Dostoievsky (un enorme escritor que detestaba Europa y la industralización), algo similar se podría afirmar de Tolstoy, etc., etc. Acerca de todo esto se podría discutir largamente, aunque por supuesto entiendo -o creo entender - lo que usted dice: la mejor cultura rusa forma parte del nucleo de la mejor cultura europea. 

Este verano precisamente pienso leer las memorias de Kennan y tb. la biografía que Gaddiss le dedica. Kennan, el diplomático americano que fue embajador en la URSS de Stalin, el poliglota que se paseaba por las estaciones de metro de Moscú para buscar el alma rusa, el padre intelectual de la Guerra Fría y del plan marshall. Fue además un enorme escritor y un gran intelectual.

 

Y me atrevo, con su permiso, a recomendar algunas lecturas más (sólo un poco fuera de lo habitual) sobre la cultura rusa: en primer lugar la breve y deliciosa biografía de Chéjov, escrita por Natalia Ginzburg y publicada por Acantilado. En segundo lugar, las sobrecogedoras memorias de Nadiezhna Mandelstam, Contra toda esperanza; lo mejor que se ha escrito nunca sobre el stalinismo. Y finalmente, un libro sobre Venecia, Marcas de agua, del nobel Joseph Brodsky.

 

Ah, y una música: los preludios y fuga de Shostakovich, por Tatiana Nikolayeva.

 

ue tenga buen día,

JPrats Gestor de Abante European Quality

8 Jul 13

Lampros

Estoy de acuerdo con usted en que una cosa son las élites y otra el conjunto de la población. También lo podríamos aplicar a los actuales países "oficialmente europeos" y las obras de grandes escritores o músicos franceses, alemanes, italianos o españoles se verían oscurecidas por los desastres provocados por algunos de sus dirigentes y por la propensión al fanatismo y el desprecio a la cutura de sus masas en determinados momentos de la historia, bastante recientes, por cierto.

Muchos literatos detestan la industrialización, el mundo del progreso material no es el propio de la mayor parte de los poetas. Pero el esfuerzo de introspección en el alma humana que hace Dostoievsy es, sin duda, muy europeo, de raíces cristianas. Crimen y castigo es una de las pocas obras cuya lectura revuelve la conciencia de tal forma que puede llegar a provocar malestar físico. La Rusia negra está ahí, sin duda. Un día en la vida de Ivan Desinovich de Solzhenitsyn, fue mi primera introducción al Gulag. No es un libro de la categoría literaria de los de los autores que citaba en mi anterior post, pero sí descriptivo de la asfixia opresiva de la época soviética, todavía no superada.

Estoy seguro de que alguien como usted, buen conocedor de la cultura rusa, en el fondo desearía como yo que Rusia terminara por integrarse en Europa. Incluida la parte oscura de Rusia que, efectivamente, no es menor. Como tampoco lo eran, hace apenas unas décadas, las partes oscuras de los países que ahora están integrados en la Union Europea.

Gracias por sus recomendaciones. Intentaré disfrutarlas.

Josep

8 Jul 13

Sobre solzhenitsyn, hay una larga entrevista/reportaje con el cineasta Sokurov que vale muy la pena visionarla. La puede encontrar en dvd. De sokurov, su El arca rusa es un impresincible para maravillarse con el Hermitage y con la san petersburgo europea. La cultura rusa es un universo infinito. ¿Conoce los cuartetos de shostakovich? ¿La música coral de Rachmaninov?

Sobre las raíces cristianas de Dostoyevsky recuerdo un ensayo ejemplar de Guardini y creo recordar que otro de Chestov (no estoy del todo seguro), traducido por el gran filósofo Ferrater Mora. De todos modos, no olvide que las raíces ortodoxas son muy distintas - en su desarrollo - a las del cristianismo occidental y eso, sin duda, tiene su influencia.

En España, acaban de reeditar los cuadernos rusos de Dionisio Ridruejo (de cuando la división azul), que tengo en casa pero aún no he leído: un dietario de campo sobre aquellos años y aquellas tierras rusas.

JPrats Gestor de Abante European Quality

8 Jul 13

Gracias Lampros,

Su conocimiento de la cultura rusa es superior al mío, que espero enriquecer gracias a sus recomendaciones musicales y literarias.

arturop https://foro.masdividendos.com/

8 Jul 13

Vaya hilo se han marcado Vds. dos. Enhorabuena y muchas gracias.