Josep Prats Orriols

(JPrats)

Gestor de Abante European Quality

Madrid. Madrid. ESPAÑA.

Tres días ausente


Escrito 22 Aug

22 de agosto de 2013

He estado tres días fuera de España, concretamente en Londres, y no he acudido a nuestra cita diaria en el blog. No les avisé. Son los lapsus del período vacacional. La semana que viene estaré nuevamente de vacaciones por lo que, salvo fuerza mayor, el blog quedará interrumpido durante dicho período. Si tuviéramos que juzgar la salud de la economía británica por los signos externos que nos ofrece un paseo por Londres diríamos que va viento en popa a toda vela. Actividad frenética en plena temporada turística, con anuncios de "se busca dependienta" colgados de los escaparates de las mejores tiendas en Regent Street. Vamos, casi, casi, como aquí...

La realidad, probablemente, no sea tan bonita como la estampa que se lleva el paseante ocasional por la capital imperial. Pero, desde luego, sensación de recesión no hay. Los resultados del primer semestre publicados por las compañías que seguimos (tanto las que tenemos en cartera como sus posible sustitutas), en general han mostrado una ligera mejora en el último trimestre en Europa. Y dentro de ella (mientras no se demuestre lo contrario es un estado miembro de la Unión Europea), el Reino Unido presenta un comportamiento marginalmente más positivo. Nada del otro mundo, pero con crecimiento positivo. 

Tres días fuera y el mercado (y el liquidativo del fondo) cae un tres por ciento. Recopilo las noticias de estos tres días y no veo ningún motivo para la alarma. En el momento en el que escribo estas líneas el mercado ya está recuperando la mitad de lo perdido de lunes a miércoles. Veremos como termina la sesión. No me preocupa demasiado. Los argumentos para explicar la caída han sido los de siempre: los efectos perversos que pueda tener la retirada de estímulos de la Fed. Repito también lo de siempre: me alegraré cuando los tipos largos americanos estén claramente por encima del 3%, incluso hasta el 4%. Hemos multiplicado la TiR del bono americano por dos en menos de tres meses y, pese a ello, el S&P 500 se encuentra a solo un escaso 3% de sus máximos, y por encima del nivel en el que estaba cuando los agoreros de la debacle empezaron a intentar adivinar, del análisis de las "minutas" de la Reserva Federal, si sería en septiembre, octubre, noviembre o diciembre cuando disminuirían las tan temidas compras de bonos.

Sea cuando sea, si el mercado ya paga tipos superiores al 3% para un tesoro americano a 10 años, no habrá grandes sustos.

Josep


Comentarios