12 de noviembre de 2013

Termina la temporada de publicación de resultados del tercer trimestre. Las principales magnitudes (ventas, beneficio operativo, beneficio neto, deuda, recursos propios) no difieren de lo que que se esperaba, por lo menos en el caso de las compañías que proporcionan información detallada sobre todas ellas. No es el caso, por lo general, de las francesas, que publican estados contables detallados solo con periodicidad semestral, limitándose a proporcionar cifras de ventas para el primer y tercer trimestre de cada año.

Limitada es, en consecuencia, la información proporcionada por AXA. de la que sabemos que ha aumentado un 3% su cifra de negocios consolidada. con crecimientos de dígito alto en vida, ahorro y gestión de activos y próximos a cero, aunque positivos, en seguros generales. La evolución de las cifras de actividad de AXA, a perímetro y tipo de cambio constante, no difiere sustancialmente de la experimentada por las dos grandes aseguradoras alemanas que también tenemos en cartera, Allianz y Munich Re. Allianz mantiene estables los ingresos (crecen moderadamente vida y seguros generales y decrece gestión de activos), y aumenta su beneficio un 6%. Munich Re, por su condición de reaseguradora, muestra una evolución de beneficios más volátil (el resultado del tercer trimestre cae un 15%), aunque confirma su objetivo de obtener un mínimo de 3.000 Mn€ de beneficio neto para el conjunto de 2013, y la compra de acciones propias por un 3,6% del capital. Con unos ratios de capital que exceden en más de un 50% los requerimientos mínímos y cotizando a 9 veces el beneficio de 2013 sigue siendo, en mi opinión, una buena opción de inversión.

Seguir mejorando los ratios de capital es todavía el propósito principal de los grandes bancos europeos. La reducción del riesgo  mediante venta de activos con alto consumo de capital, como la reciente desinversión de Intesa en Generali y el ajuste de costes (-3% en gastos de explotación en Unicredit) es todavía la vía preferida por los bancos italianos. La mejora de ingresos (+4%) y resultados (+14%) permite a Société Générale alejarse progresivamente de la zona de peligro de ampliación de capital, elevando su Core Tier 1 al 9,9%.

Telefónica se distingue, gracias a su fuerte posición en Latinoamérica, de las otras grandes operadoras europeas por registrar crecimientos de cifra de negocios. Los resultados alcanzados en el tercer trimestre permiten esperar la consecución, para el conjunto del ejercicio, de un beneficio por acción del orden de un euro, lo que situaría a la compañía en un múltiplo PER próximo a 12 veces, atractivo para una empresa que sea capaz de estabilizar su beneficio y seguri reduciendo endeudamiento, como lo ha hecho de forma clara.

BMW publica ventas del mes de octubre que, de nuevo, marcan nuevo record histórico, al igual que Volkswagen y Daimler. Finalmente, Siemens, sobre la base de un crecimiento notable de la cartera de pedidos, anticipa que el beneficio del año 2014 se situará en niveles un 15% superiores a los del año en curso.

En general, los resultados de las compañías muestran una vuelta a la normalidad.

Josep