Josep Prats Orriols

(JPrats)

Gestor de Abante European Quality

Madrid. Madrid. ESPAÑA.

Una más


Escrito 10 Feb

10 de febrero de 2014

Tras la subida de la bolsa americana del pasado viernes parece que la gran corrección de los mercados, tan esperada por tantos, no habrá sido ésta. La magnitud de la caída de los mercados siempre viene determinada por lo que haya hecho el S&P 500, la referencia de la bolsa mundial. Y dicho índice habrá registrado un recorte, desde máximos a mínimos, en lo que va de año, del orden del 6%, para quedarse apenas un 3% por debajo de los máximos con los datos del cierre del viernes.

Caídas del 5% al 6% hubo tres en 2013, y a continuación vivimos recuperaciones porcentualmente superiores, para cerrar el año en zona de máximos. En Europa, y a corto plazo, cuando hay recortes en Estados Unidos, solemos pasarlo un poco peor, añadiendo tres o cuatro puntos porcentuales a la caída americana.

Es la típìca reacción del gregario timorato, el recorte del "por si acaso", el margen de seguridad que los que siguen al mercado se otorgan debido a que cuando cerramos aquí la sesión, la bolsa  sigue abierta en Estados Unidos, y no se sabe con certeza qué recorte adicional nos habrá procurado cuando aquí amanezca.

Cuando uno tiene una idea claramente establecida, obtenida mediante el análisis fundamental de las compañías que tiene en estudio, de cuál es el valor razonable de un índice, los recortes coyunturales del mercado, aquellos que no sabes cuándo se  producirán pero sí sabes que, de vez en cuando, se dan, deben ser aprovechados para incrementar posiciones. Cuando uno, como es mi caso, considera que cualquier valoración razonable del Euro Stoxx 50 se sitúa en un rango de entre 3.500 puntos (si se es moderadamente pesimista) y 4.000 puntos (si se es moderadamente optimista), cuando el índice cae por debajo de 3.000 puntos lo razonable es aumentar el nivel de inversión. Es lo que he hecho en esta "minicrisis de emergentes", aumentando el nivel de inversión hasta el 120%. 

Esta corrección de mercado ha sido "una más" de las que se han dado y se seguirán dando. La grande, la importante, la que tiene que hacer ricos a los bajistas, deberá esperar. Y no vendrá, probablemente, hasta que la bolsa esté carísima. Para lo que, en el Euro Stoxx, tendríamos que estar por lo menos mil puntos por encima de los niveles actuales.

Josep

 

 

 

 


Comentarios