La Fundación Bancaria La Caixa, que fue inscrita el 16 de junio para su transformación en fundación bancaria para cumplir con la Ley de cajas y encargarse de su Obra Social, tiene una dotación fundacional de 5.868 millones de euros, lo que equivale al 0,6% del PIB español actual, y gestiona un presupuesto de 500 millones para la Obra Social. Además, dispone de unos activos netos de 20.000 millones, lo que la convierte en la primera Fundación de Europa continental y la tercera del mundo.

Tras estas cifras y viendo el panorama financiero, pienso que no todo el abanico de las cajas de ahorro fue tan malo como se ha querido indicar con la casi obligada transformación de las mismas en Bancos; sino que lo perjudicial fue la  gestión de algunas ellas, sobre todo las no profesionalizadas… Pero al final se consiguió que el mercado se unificase a la vez que se redujo la oferta y la competencia en el mercado (contrasentido total), y que la sociedad perdiese unas cantidades importante de dinero en servicios sociales (el que las cajas desaparecidas revertian en la sociedad).

¿No se había podido buscar una salida caja a caja? como al final se ha tenido que hacer ¿tras la unificación y bancarización a través del FROB?