A partir del 7 de julio 4 millones de trabajadores, de los cuales 2.300.000 trabajadores están en Cataluña, perderán el Convenio ya que el Gobierno del PP permite a la patronal dejar a los trabajadores sin regulación de salarios y derechos laborales, salvo la subsidiaria del Estatuto de los Trabajadores. Y este número mencionado aún no ha alcanzado acuerdo alguno y no parece que en este lapso de tiempo que queda lleguen a ningún acuerdo.

EL dato de registro de Convenios colectivos en el año 2012 indica que cubrió 6,7 millones de trabajadores, mientras que en el 2010 fue de 10,8 millones de trabajadores. Todo parece indicar que las condiciones de trabajo de los trabajadores sin convenio empeorarán ¿vamos hacia lo de Bangladesh?

¿La economía española irá mejor ahora sin esa regulación más específica por sectores o incluso de centros de trabajo?