Reforma financiera o ... spain is ...

Con los sucesivos decretos sobre el sector financiero se ha llegado a moldear el panorama financiero de forma increible. En primer lugar se indicó que había que ganar tamaño, con lo cual algunas cajas con beneficios se unieron a otras y al final han caído en el pozo y ser intervenidas (ejemplo Unimm, con unas perdidas enormes debidas al proceso integrador). Se aludió al saneamiento de las entidades para solucionar el agujero de la burbuja inmobiliaria para facilitar ayudas publicas a las entidades, y que estas pudieran dar créditos; pero a corto plazo ha sido el contrario, menos crédito o nada de capital para nadie salvo para aquel que comprase una vivienda a la propia entidad financiera.

Como hemos visto, la restructuración del sector  financiero con la concentración de cajas y bancos y prácticamente la desaparición de las cajas de ahorro, conllevará una dificultad añadida para parte de una población (si no exclusión) de acceder a la financiación de sus necesidades de crédito o financiación.

También conllevará la concentración de entidades financieras una reducción de plantillas y una perdida de puestos de trabajo y por tanto un aumento del paro (considerable el número).

Tampoco ha habido depuración de responsabilidades de los gestores y supervisores que desarrollaron su actividad tanto antes como durante la crisis. Es más, muchos de estos directivos ahora perciben salarios dobles, el de sus antiguos puestos y el del nuevo puesto en la nueva entidad fruto de la unión o fusión, concentración...

En definitiva creo que la reforma financiera no se ha sabido enfocar para que las entidades puedan volver a desempeñar la función propiamente suya, la de dar créditos y financiación a la economía productiva y los ciudadanos. Ni tampoco para conseguir de momento …. tener unas entidades más solidas, pues cuanto tiempo llevamos y aun se habla de más fusiones, más concentración de entidades financieras.