Joaquín S. Arana Ruiz

(Jokin91)

Sin miedo a los retos, proactivo en todo.

Bilbao. Vizcaya. ESPAÑA.

La espiral de la muerte del inversor.


Escrito 7 Jul 16

Es muy interesante como la psicología nos condiciona, como dejamos que nos domine en un mundo en el que deberíamos mantener la cabeza muy fría, helada incluso.

El mundo de los mercados financieros es un lugar hostil, de hecho en su momento escuche que las nuevas guerras se librarían en los mercados, con teclados y pantallas, en lugar de campos de batalla con armas. Puede que tuviese razón esa persona, o no, sea como sea es la decisión que muchos hemos tomado, dedicarnos a las inversiones, ya sea como Brokers, Trader o como inversores en el concepto más clásico. Incluso independientemente de la filosofía de inversión hemos tomado la decisión de forma consciente y sabiéndonos de memoria ese "legal disclaimer" que todos hemos firmado, en el que entre otras cosas pone que rentabilidades pasadas no garantizan rentabilidades futuras, o que las inversiones en ciertos productos apalancados pueden no ser adecuadas para algunos perfiles.

La cuestión principal es que en la mayoría de los casos somos conscientes de los riesgos y demás cosas que firmamos, pero hay un aspecto contra el cual nos cuesta mucho más luchar, nuestra propia psicología. Puede que el mercado sea el nuevo campo de batalla en el que podemos hacer quebrar una empresa con una noticia y soltando en el mercado un porcentaje de sus acciones y además adquiriendo derivados cortos sobre esa empresa. Pero la mayor batalla es contra uno mismo, ni más, ni menos.

Todos tenemos operaciones fantásticas, que las contaríamos en prime time para que el país completa que somos los amos de la barraca, pero también tenemos operaciones malas, erróneas, que nos hacen saltar los stop's, o incluso peor si estamos con derivados, el temido margin call. El problema de que eso suceda es que nos genera una sensación de decepción que nos pesa, y nos persigue el resto del día, aunque es peor si pasa en viernes.

Nuestra propia tozudez nos lleva a encadenar operación errónea tras operación errónea, nos empeñamos en tener razón y decidimos pelearnos contra el mercado, el problema de esto es que aunque tengamos razón a largo plazo, el mercado a corto plazo puede mantenerse irracional más tiempo del que nuestra cartera es capaz de soportar. De ahí la importancia de utilizar stop loss bien puestos, y bien puestos es con la distancia suficiente como para que no nos destroce la operación en el primer movimiento de mercado. También considero fundamental realizar un estudio de porque hemos fallado, mala colocación del stop, mal momento de entrada, miedo a dejar correr los beneficios, excesiva acumulación de pérdidas o no saber cuándo retirarnos con dignidad entre otras cosas.

Por ello considero fundamental que cada vez que fallemos en una operación, le dediquemos al menos un cuarto de hora para saber porque, visualizar el movimiento de fondo del mercado, ya sea por técnico o por fundamental o por ambas, pero buscar una tendencia clara y siempre intentar mantener un money management claro y cuidadoso, teniendo controlado el apalancamiento y no tomando las decisiones a lo loco ni a por instintos pasionales porque de lo contrario, simplemente quemaremos nuestra cuenta, antes si quiera de poder pasar por esa fase de aprendizaje que todos pasamos en este mundo de los mercados financieros.

 

Comentarios (0)

No hay comentarios

Nadie ha comentado aún. ¡Sé tú el primero!