Hemos escrito acerca de las medidas necesarias para salir lo antes posible de esta recesión.

Pero son opiniones. Hay que reconocerlo: no soy Ministro de Economía.

Sin embargo estudiosos del tema han llegado a la conclusión que or cada dólar (o euro) de reducción de gasto que realice el Gobierno el PIB disminuye una media de 1,4 dólares, mientras que con una subida de impuestos, también de un dólar, el PIB disminuye en 3 dólares:

¿Qué es más adecuado, aumentar el gasto público o reducir los impuestos?

Pero vayamos a la práctica.

En la crisis de los años 90, los países mediterráneos optaron por aumentar los impuestos y mantener gasto público mientras los países nórdicos hicieron justo lo contrario, reducir gasto público y en algún caso hasta redujeron los impuestos.

Pues bien, los dos grupos tuvieron resultados muy diferentes.

Así, los gobiernos que aumentaron impuestos tienden, mayoritariamente, a experimentar un importante incremento del nivel de deuda pública respecto al PIB durante el proceso de saneamiento de cuentas, justo lo contrario de lo que sucede con aquellos que logran regresar al equilibrio presupuestario reduciendo gasto público.

Sorprendente??

Tablas de datos y comentario completo pinchando aquí