Una vez más esa insana afición española a las metonimias, y por lo tanto a confundir y mezclar el todo con las partes, ha hecho que las palabras de Dijsselbloem hayan creado una pequeña tormenta financiera y múltiples titulares anunciando a los cuatro vientos que Chipre va a ser el modelo para futuros rescates.

 

Probablemente porque limpia, lo que se dice limpia no tenemos la conciencia financiera, sus palabras han catalizado que los mercados reflejaran los mierdos latentes en primera instancia. No obstante, las declaraciones del presidente del Eurogrupo están plagadas de matices. Por lo que ha dicho no se merece ser profesor del Master de Finanzas e Inversiones Alternativas,  ni de cualquier curso del Instituto BME, porque tienen de todo menos de novedoso. Vayamos al grano y perdonadme la anterior línea, tan cierta como publicitaria.

 

EL ENTORNO.

El Sr. Jeroen Dijsselbloem es holandés y no hace falta remontarse muy atrás para poder contextualizar las palabras del Presidente del Eurogrupo con un ejemplo perfecto para demostrar que se está predicando con el ejemplo. Holanda, de los pocos países AAA, cuando ha tenido que nacionalizar al SNS Bank (4º banco del país por aquel entonces) ha sacado el manual de quiebras y ha aplicado el criterio de prelación correspondiente. Accionistas, acreedores subordinados, todo tipo de deuda junior, Tier 1 y Tier 2 valen cero patatero. Este hecho, que pasó inadvertido prácticamente por las cotizaciones de los mercados (aunque me consta que no para muchos de los integrantes de la comunidad de UNIENCE) fue un aviso para navegantes clarísimo: "si un banco la lía, y hay que echar mano del dinero del contribuyente, los accionistas y los bonistas lo pagan (entre otras cosas porque hasta "ayer" estaban cobrando por asumir el riesgo)".

 

Lógicamente esta manera de afrontar la nacionalización del SNS Bank es radicalmente opuesta a la manera en la que se ha enfocado en otros países de la UE los "rescates bancarios". Y lógicamente, basta con insinuar que lo de Chipre es en cierta manera exportable, para que se extienda cierto canguelo.

 

LO QUE HA DICHO DIJSSELBLOEM

Básicamente lo que ha dicho el Sr. Dijsselbloem es que:

1.- Que quitar el riesgo del sector financiero para cargarlo sobre los hombros de los contribuyentes no es la manera correcta de actual.

2.- Que si queremos tener un sector financiero sano, el que asume los riesgos tiene que saber gestionarlos y sino que no los asuma.

3.- Que cree que si asumes riesgos puedes perder y que a partir de ahora, que estamos fuera de la zona de alto riesgo de la crisis, es la manera  en la que se debería actual aunque genere cierto nerviosismo entre sus colegas.

4.-  Que si alguien financia a un banco que tiene problemas puede perder dinero y el va a ponerle precio a eso.

5.- Que cualquier escenario donde sabes que siempre vas a recuperar tu dinero lleva a que las decisiones de préstamos en el sector financiero no sean las correctas.

6.- Que los 500bn€ del ESM no se van a utilizar para recapitalizar a bancos en apuros.

7.- Cuando ha sido preguntado por comparables ha dejado claro que lo que quiere decir es que el que tenga un problema que lo gestione antes de que se líe. Que lo que hay que hacer es centrarse en fortalecer los bancos, sanear balances, reconocer si se tiene un problema y no esperar a que alguien vendrá a arreglarmelo.

8.- Y que si despúes de todo esto un sistema bancario pone en jaque a un gobierno, pagarán accionistas, bonistas y si hace falta depositantes por encima de 100.000 Euros.

 

Y humildemente, y dentro de mis limitaciones, yo digo que AMEN. Salvo por lo de los 100.000 Euros que sigo sin entender porqué hay que castigar a alguien que haya ahorrado los famosos 100.000 Euros aceptando vivir de alquiler por no asumir riesgos mientras que, el que los metió para comprar una casa o se los pidió prestado a un banco, se van de rositas porque tienen menos dinero en la cuenta.

 

LO QUE NO HA DICHO DIJSSELBLOEM

En ningún momento ha dicho que la situación en Chipre sea la de otros países de la UE ni que vayan a empezar por los depósitos si ocurre en cualquier otro país.  Todo lo que ha dicho es lo que va a ocurrir en Chipre, pero no todo lo que ha ocurrido en Chipre, es lo que va a pasar si se lía en otro país. Le relación no es biunivoca y los aficionados al silogismo aristotélico se equivocan si lo aplican en este caso.

 

MORALEJA

Con estas declaraciones se recupera parte de la seguridad jurídica que se había perdido tras la decisión de saltarse a la torera (o cual forcado) el derecho de prelación en la quiebra del sistema bancario chipriota al anteponer los depósitos (sean de la cantidad que sean) a las pérdidas de accionistas y bonistas de una entidad financiera.

 

En resumen, que lo que ha venido a decir es que es sano que si alguien cobra duros a pesetas está asumiendo riesgo. Y que por lo tanto, si hay que apelar al dinero del contribuyente, se aplicará la ley aunque seas un acreedor privado o aunque el producto se llame depósito. Deja el límite en los 100.000 Euros, que es algo tan políticamente aceptado como injusto, y me queda la duda de si lo que ha dicho vale también para el BCE o es sólo para los que no tenemos impresora. 

 

Pero lo que queda muy claro por tanto es que no debemos esperar que los bancos centrales, el Eurogrupo o cualquier organismo supranacional vayan a ser 3 años después de empezar la crisis el Robin Hood que le quite el dinero a los contribuyentes para dárselo a los que financian entidades en problemas y se lucran con ello. 

 

Y eso es todo. Nada más y nada menos. En el próximo post me mojo y opino a nivel personal sobre la conveniencia o no de las quitas en un mundo donde no pinta que haya unión bancaria a corto y donde pinta todavía menos que haya crecimiento viendo los últimos datos de nuestros hermanos mayores alemanes. De momento no quiero ser pesado.

 

Juanra.

 

 

Juan Ramón Caridad, CAIA, FIA.

Director del Master de Finanzas e Inversiones Alternativas FIA.

Sigueme en @JuanraCaridad.