Como se acerca el final de año, muchas entidades empiezan ya la campaña para atraer dinero a planes de pensiones. Y, según leo en Expansión, la moda de la temporada será ofrecer depósitos de alta rentabilidad que, para dar esa alta rentabilidad, te obligan a contratar un plan de pensiones

Por eso, quería comentar varios puntos importantes desde mi punto de vista, y pediros a los que queráis y podáis que aportéis conocimientos adicionales y le pasemos estos consejitos a quienes creamos que le puede ayudar. Bueno, ahí voy:

- Cuidado que las comisiones del plan de pensiones,  que no se coman la rentabilidad del depósito

Imaginemos que te ofrecen un depósito al 4,5% por contratar un plan, pero que el plan te cobra más de un 2% en comisiones de gestión y depositaría. Sólo en dos años, ya habrás pagado en comisiones esa rentabilidad aparentemente interesante que te da el depósito. Antes de contratar pide en tu entidad información sobre las comisiones del producto. Y si tienes duda, pregunta a otros inversores. 

- Centra tu atención en el plan de pensiones, no en el depósito

Cuando nos ofrecen un regalo vinculado a otro producto, los seres humanos tendemos a fijarnos más en el regalo que en el producto. Error. El depósito sólo lo vas a tener por uno o dos años, mientras que el plan es para tu jubilación. Quizá lo vayas a tener durante toda tu vida, si no eres muy activo gestionando tus inversiones. Examina bien las características y la rentabilidad que te puede ofrecer el plan, no el depósito.

- Valora los productos por separado, y compara

Imagina que tu entidad te ofrece un plan que en los últimos cinco años ha tenido una rentabilidad anualizada del 1%, y que en la entidad de al lado hay uno con un mejor historial de evolución, de un 3% anualizado (sabiendo que rentabilidades pasadas no suponen ganancias futuras). ¿Cuál elegirías? El segundo verdad. Y ahora supongamos que tu entidad, en vez del depósito al 4% que te da con el plan, te ofrece uno al 3% sin contratar el plan. ¿Qué harías? Parece claro que lo mejor es elegir el plan de la entidad de al lado y quedarte con el depósito al 3%, ¿no? Pues mucha gente se queda sólo con lo primero que le ofrecen. 

Hay muchos comparadores en Internet para valorar tanto el depósito como el plan de pensiones. Un ejemplo son los amigos de iAhorro, que tienen un grupo en Unience.

¿Qué más añadirías a estos consejos básicos?