Como sabéis, hace algunas semanas os conté mi entrada en Laboratorios Rovi. De hecho, la convertí en la principal posición de mi cartera de acciones porque me parecía que estaba muy barata. En las sesiones de caídas ha aguantado fenomenal y en las buenas se queda atrás, pero haciendo amagos de irse hacia arriba con fuerza. La gran pega, para mí, sigue siendo la poca liquidez del valor, que te pueden zarandear cuando vayas a vender. Y he estado tentado de salir ya, pero me sigue pareciendo barata y voy a seguir dentro.